Compartir

Tomás de la Rosa

Sin dar detalles particulares y la ampliación de algunos de sus programas sociales, el presidente de la República anunció el programa emergente para reactivar la economía que ante el brote del coronavirus que sumergirá al mundo en una recesión global. A pesar de la gravedad del SARS-CoV2, que mantendrá a la economía mexicana por ocho trimestres en números rojos, la peor recesión en la historia mexicana, para el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será una “crisis transitoria”.

Hoy, en su primer informe trimestral del año, advirtió cuatro veces que la crisis es “transitoria”. Algunos empresarios y analistas financieros esperaban que hoy lanzará, como se ha dado en otros países, un paquete de apoyo a las empresas.

Es “oportuno e indispensable expresarles, con absoluto apego a la verdad, lo que hemos venido haciendo y seguiremos llevando a cabo para enfrentar esta crisis transitoria y restablecer lo más pronto posible, la normalidad social, productiva y política de la vida pública del país”, fue la primera mención de “crisis transitoria” por parte del presidente.

López Obrador, que tomó la presidencia de la República en diciembre de 2018, sólo ha reportado en su administración un trimestre con crecimiento, que fue el primero de 2019 y los restantes tres trimestre fueron negativos. Ahora, con el coronavirus, los economistas privados estiman que 2020 y el primer trimestre de 2021 seguirán en números rojos.

Con lo anterior, la economía mexicana estará en recesión 24 meses u ocho trimestres consecutivos, del segundo de 2019 hasta el primero de 2021. Algo no visto, al menos en la historia estadística del Inegi.

Hasta el momento, la recesión más severa (por tiempo) es la que inició en el tercer trimestre de 1982 con José López Portillo que se extendió seis trimestres hasta el cierre de 1983, ya en el sexenio de Miguel de la Madrid. Otra, de 15 meses fue también con De la Madrid, del primer trimestre de 1986 al primer trimestre de 1987.

La del “error de diciembre” de 1994, si bien fue la más severa por la contracción, se mantuvo por los cuatro trimestres de 1995. La de 2008, por la recesión global por la hipotecas subprime en Estados Unidos, impactó a México por 15 meses, en el sexenio de Felipe Calderón, del cuarto trimestre al mismo periodo de 2008 a 2009.

Tercera caída

Además de lo que podría ser la crisis económica más larga de la historia, también se tendrá se tendrá el tercer bienio en la historia con contracción en la economía. En la corta historia estadística del Inegi, el primer bienio con una economía en contracción fue en el último año del sexenio de José López Portillo y el primer año de Miguel de la Madrid, 1982-1983, con -0.01% y -4.36%.

El segundo fue en el sexenio de Vicente Fox 2001-2002, con descensos en el PIB de 0.40% y 0.04%, y el tercero será con López Obrador con -0.15% de 2019 y al menos -5.1% en 2020. La encuesta de Banco de México (Banxico), el impacto del coronavirus llegará hasta el primer trimestre de 2021 con una contracción de 0.65%.

A pesar de las estadísticas, el presidente dijo: “En esta crisis transitoria a cada quien le toca hacer su parte. De manera específica informo que se bajarán los sueldos de altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el del Presidente de la República”.

Lo anterior en una violación a Ley Federal del Trabajo. Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), de omitir el pago el pago equivalente a 15 días de trabajo hasta el 20 de diciembre, , la multa es de hasta 5000 veces la Unidad de Medida Actualizada (UMA). Es decir de hasta 434,400 pesos (unos 17,300 dólares, al tipo de cambio de hoy).

La menor actividad económica generará el despido de miles de personas. Hasta el momento, 26 economistas nacionales y extranjeros esperan que el PIB de México en 2020 caiga 5.1%, según Encuesta Citibanamex de Expectativas (3 de abril). Por ejemplo, para el grupo financiero Scotiabank Inverlat con una contracción de 5.77%, habrá un recorte de hasta 524,000 personas registradas en el IMSS.

Es importante destacar que en la reciente Encuesta Citibanamex de Expectativas (3 de abril), 10 economistas tienen un expectativa de mayor contracción que Scotiabank. Con pronósticos de caídas de 6.0% a 8.0% están: Bank of America (BofA) Evercore ISI México, BNP Paribas, JP Morgan, Monex, Actinver, Bancoppel, Invex, Prognosis y Vector.

“A pesar de las adversidades, no se detendrá la transformación de México. Reitero, son más nuestras fortalezas que las debilidades y son mucho más los ciudadanos que buscan el cambio verdadero que quienes apuestan al retroceso. Esta crisis es pasajera, transitoria. Pronto regresará la normalidad, venceremos al coronavirus, reactivaremos la economía y México seguirá de pie, mostrando al mundo su gloria y su grandeza”, fue la tercera mención de “crisis es pasajera” por parte de López Obrador.

Y contrario a lo que esperaban algunos empresarios, inversionistas y analistas, el presidente de la República omitió lanzar un paquete de ayuda para apoyar a las empresas. Por ejemplo, en su cuenta personal en Twitter, la directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller comentó: “5 preguntas para juzgar lo que anunciará el presidente hoy 1) evita la quiebra de empresas?, 2) cuida el empleo?, 3) baja la percepción de riesgo sobre México?, 4) atiende en el corto plazo lo urgente? y 5) propicia una rápida recuperación económica?”.

En ese contexto, entra la tercera mención de “crisis transitoria” del presidente de la República, a pesar de que los economistas han señalado que sin una política contracíclica, la caída de la economía será mayor.

“El plan de recuperación económica no se ajusta al modelo neoliberal o neoporfirista. Ya rompimos el molde que se usaba para aplicar las llamadas medidas contracíclicas que solo profundizaban más la desigualdad y propiciaban la corrupción en beneficio de unos cuantos. La fórmula que estamos aplicando para remontar la crisis transitoria, repito, es la suma de tres elementos básicos: mayor inversión pública para el desarrollo económico y social; empleo pleno, y honestidad y austeridad republicana”, señaló AMLO.

Después del discurso del presidente, la moneda mexicana registró un nuevo mínimo en operaciones al mayoreo (interbancario). Así el dólar operó en 25.7571 pesos por dólar.

Compartir