Compartir

AFP

El papa emérito Benedicto XVI tiene dificultades para hablar, según reveló este miércoles el cardenal maltés Mario Grech en una entrevista publicada en el portal de noticias del Vaticano.

El religioso maltés, que recibió el título de cardenal el sábado, visitó con el resto de nuevos purpurados al papa emérito en el pequeño monasterio en el que reside dentro del Vaticano desde su renuncia en 2013.

«Tiene dificultades para expresarse, de hecho, nos dijo al inicio del encuentro que ‘el Señor me quitó la palabra para hacerme apreciar el silencio'», aseguró el cardenal Grech. 

«Fue un momento de alegría encontrarme con el papa Benedicto XVI, quien creyó en mí y me nombró obispo en 2006», reconoció el religioso maltés. 

«Ver a ese pastor, a ese hombre, con los años que le pesan, pero a la vez lúcido y sonriente, con la voluntad de comunicar la experiencia que está teniendo del Espíritu, nos animó mucho», añadió.

Benedicto XVI se convirtió en septiembre en el pontífice más anciano de la historia, un récord discutible ya que renunció al cargo.

El primer papa en dimitir en siete siglos, renunció al papado a los 86 años, tras ocho años de un pontificado difícil, azotado por los escándalos y una grave crisis dentro de la Iglesia.

Lo sucedió el argentino Jorge Mario Bergoglio, diez años más joven, quien tomó el nombre de Francisco, en honor del santo de los pobres y defensor de los animales y la naturaleza.

Compartir