Una larga pausa

22 de Junio de 2024

Luis M Cruz
Luis M Cruz

Una larga pausa

luis_m_cruz

1.

Hace casi 30 años, en el contexto de un relevo sexenal, surgió en una región de Los Altos de Chiapas un alzamiento indígena que pronto alcanzaría la dimensión de una guerra contra el Estado mexicano, según el manifiesto difundido entonces por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Tras unas dos semanas de enfrentamientos, en enero de 1994 se plantearon las primeras conversaciones de paz en la catedral de San Cristóbal, con la mediación del entonces obispo Samuel Ruiz y el ex secretario de Relaciones Exteriores, Manuel Camacho Solís, como representante del gobierno federal; en su equipo, como había sido desde hace tiempo, figuraba una persona singular por la trayectoria que después asumiría en la política, Marcelo Ebrard. Estas primeras conversaciones se vieron interrumpidas abruptamente por el asesinato del candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, un trágico acontecimiento que impactaría hondamente en la vida nacional, provocando entre otras cosas la salida de Camacho de las conversaciones de paz, la interrupción de las mismas y la realización de elecciones presidenciales en un ambiente de riesgo y tensiones.

2.

La revelación en febrero de 1995 de la identidad del subcomandante Marcos como Sebastián Guillén Vicente mostró las limitaciones de la línea dura, por lo que nuevamente se planteó la vía del diálogo mediante la promulgación de una Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas, que entre otras cosas establecía la mediación de la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI) encabezada por el sempiterno obispo Samuel Ruiz, la participación del Congreso mediante la Comisión Nacional de Concordia y Pacificación (COCOPA) como garante del diálogo y, por supuesto, las partes en cuestión, tanto la representación del Gobierno Federal con Marco Bernal a la cabeza como la Comandancia Indígena del EZLN (CCRI), con el subcomandante Marcos como estratega mediático del movimiento zapatista indígena.

3.

De estos diálogos realizados en San Andrés Larráinzar con una agenda de negociación integrada por seis puntos, se firmarían los Acuerdos para una Paz Digna, concernientes al primer punto de la agenda, Derechos y Cultura Indígena, en cumplimiento de los cuales emanarían tanto la modificación del artículo 2 constitucional adoptando la diversidad multiétnica y multicultural que integran la nación mexicana, así como la Ley de Derechos y Cultura Indígena. Se discutía el segundo punto, referente a Democracia y Justicia, cuando el diálogo fue roto en octubre de 1996 por acontecimientos externos e imputaciones de incumplimiento de compromisos adoptados en una supuesta vía rápida paralela establecida por fuera con la Secretaría de Gobernación. Quedaron por convenirse éste y cuatro puntos más de la agenda pactada, referentes a Bienestar y Desarrollo; Derechos de la Mujer Indígena, Conversión del EZLN en una organización política y social, y el consecuente desarme e integración a la vida civil.

4.

Desde entonces, paradoja de paradojas, el diálogo está interrumpido y en un delicado impasse, pues la Ley COCOPA garantiza que en tanto ésta no declare el fin de las negociaciones, las órdenes de aprehensión y cualquier otra acción de la fuerza pública quedan suspendidas.

5.

Empero, inusitadamente, una vez más están pateando el avispero en tiempos muy políticos. En Chiapas hay enfrentamientos de grupos paramilitares con comunidades indígenas y conforme lo declaran diversos voceros, el EZLN, hasta ahora en paz y trabajando un proyecto autonómico en los territorios que ocupa, acusa la complicidad así fuera por omisión, del gobierno local y las fuerzas federales y entró en alerta. Todo ello, en una región además convulsa por el auge de la migración y el narcotráfico que han tornado la frontera sur en un foco de agitación y violencia. Es decir, el conflicto olvidado aún existe y nos recuerda que la larga pausa pudiera estar concluyendo.

SIGUE LEYENDO: Inevitable y temible inteligencia artificial

Te Recomendamos: