Víctor Sánchez Baños

Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo.
Publio Siro (Siglo I AC-?) Poeta dramático

WASHINGTON: Muchos analistas creen que un demócrata es mejor para México que cualquier republicano. Sin embargo, la historia nos demuestra lo contrario. Con los demócratas nos ha ido como en feria. Hasta con ellos perdimos más de la mitad de nuestro territorio, nos invadieron 2 veces y expulsaron a cientos de miles de mexicanos que trabajaban arriba del Río Bravo.

En noviembre 2015, al definirse que Donald Trump sería el presidente estadunidense, tanto El Universal como Reforma, publicaron en primera plana “A Temblar”. Temían que las amenazas que hizo el republicano en su campaña pudieran hacer un grave daño a la administración de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, no paso de comentarios severos y contundentes, pero en los hechos no ocurrió nada que pudiera afectar al país. Incluso la relación con Peña fue buena en términos generales gracias a la intervención del yerno de Trump, Jared Kushner, motivada por la estrecha amistad con la todopoderosa eminencia en el peñismo, Luis Videgaray.

Ahí se arreglaron decenas de problemas en el horizonte de las relaciones entre ambas naciones.

Pero, retrocedamos en el tiempo. En la historia reciente, Barak Obama y William Clinton, ambos demócratas fueron terribles con México. Con Obama fueron deportadas casi 2.8 millones de personas, la mayoría mexicanos; la cifra más alta en la historia de ambos países.

En los 30s, derivado de la Gran Depresión, el demócrata Franklin Delano Roosevelt, expulsó penosamente, en violentas redadas en California y Arizona, a 1.5 millones de mexicanos; rompió los lazos de familias y la migración llegó al país en el gobierno de Lázaro Cárdenas, sin posibilidades de empleo. Pero, llegaron con Cadillacs, vestidos de pachucos, pero abandonaron mujeres (estadounidenses) e hijos en territorio norteamericano.

La misma historia ocurrió con Obama. Las redadas fueron violentas y generalizadas.

Con Donald Reagan, republicano, se estableció la única regularización migratoria que hubo en Estados Unidos y benefició en 1986, a cientos de miles de compatriotas.

Trump dijo que habían deportado 3 millones de mexicanos. Esa cifra simplemente es una ficción demagógica. El país no hubiera soportado tal carga de repatriados.

PODEROSOS CABALLEROS

Farmacéuticas

La AMELAF demanda condiciones de igualdad para toda la industria farmacéutica, tanto nacional como extranjera, así como transparencia en todos los procesos que se lleven a cabo durante la licitación a través de la UNOPS, programada para este año. Un decreto presidencia ofrece a extranjeros la obtención de registros sanitarios de la Cofepris, que encabeza Alonso Novelo, en menos de 90 días, mientras que a los fabricantes nacionales se les aplica el Reglamento de Insumos para la Salud que señala 180 días naturales para genéricos y 240 días naturales para moléculas nuevas, lo que daría una ventaja comercial a los extranjeros.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Coppel

Coppel Comunidad, que preside Susana Coppel, se une al movimiento mundial de lucha contra el cáncer de mama con la campaña “Un paso adelante”, en alianza con la Fundación COI. Pugnan con esa iniciativa que más mujeres mexicanas hagan de la autoexploración mamaria un hábito que puede salvarles la vida. Asimismo, donará 4,798 mastografías en diferentes estados del país, para colaboradoras y clientes.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Compartir