La generación fue bautizada como ’26 de septiembre, 3 semillas y 43 esperanzas’. Foto: Facebook @Normal.Ayotzinapa.Gro

Compartir

Redacción ejecentral

La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos realizó este viernes la ceremonia de graduación de la generación 2014-2018 y en ella, se recordó a los 43 normalistas desaparecidos en los hechos violentos del 26 y 27 de septiembre de 2014.

La generación fue bautizada como ’26 de septiembre, 3 semillas y 43 esperanzas’, en la que hubieran sido incluidos los jóvenes normalistas.

La ceremonia tuvo tintes emotivos. En el centro de los salones de clases, fue colocada una tortuga apuntando hacia la entrada de la institución. En ella, se encontraba un libro abierto con los nombres de los desaparecidos.

Un arreglo floral adornó el arco a la entrada del instituto, que también sirvió para recordar a los 43 normalistas.

A pesar de que los padres de familias de los 43 normalistas no asistieron, por un mutuo acuerdo, Cuitláhuac Mondragón, en representación de éstos, destacó el momento difícil que la ceremonia representa y pidió a sus compañeros no olvidar a los ‘caídos’.

«Esta generación (…) nunca ha de olvidarse, como tampoco toda la sociedad hemos de olvidar a los caídos, a los heridos, a las víctimas», aseguró cerrando con la consigna «¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!», expresó.

La tristeza se detonó cuando se escuchó el último pase de lista de los grupos y donde fueron incluidos los 43 desaparecidos. Finalmente, y antes de concluir la ceremonia, se guardó un minuto de silencio por aquellos que no pudieron llegar para concluir sus estudios. JGH

Compartir