Compartir

Karla Galicia

La segunda ola de Covid-19 en México será menos intensa que la primera, con menos contagios y muertes diarias, de acuerdo con las proyecciones del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés). 

Los pronósticos realizados por el IHME se basan en tres vertientes: el escenario si las medidas sanitarias siguen con el mismo rigor que hasta ahora, lo que podría llegar a pasar si estas medidas se relajan y el resultado que se obtendría al hacer obligatorio el cubrebocas. 

Al actualizar sus mediciones al 1 de febrero de 2021, el instituto dependiente de la Universidad de Washington refiere que el punto máximo de la segunda ola de coronavirus en México será entre el 29 y el 31 de diciembre para descender durante todo el mes de enero.

El pico de la primera ola, según el IHME ocurrió el 19 de julio, cuando se estimaron 203 mil 777 personas infectadas, incluídas las que no se han confirmado con una prueba de laboratorio. Para la segunda ola, el pico sería el 29 de diciembre, cuando habría un estimado de 173 mil 336 personas contagiadas en caso de que se flexibilicen las restricciones, 143 mil 057 en caso de que siga la tendencia actual y 94 mil 552 en caso de que se universalice el uso de mascarillas. 

Respecto a los decesos, el pico de la primera ola se registró el 5 de agosto, cuando se estimaron 666 muertes por Covid-19. Para la segunda ola, el acmé tendrá lugar el 16 de enero, con un estimado de 547 muertes por el nuevo coronavirus si se relajan las medidas de distanciamiento social, 468 si se mantiene la tendencia actual y 308 si se usa de manera obligatoria el cubrebocas.

Visto por estados, la mayoría de las demarcaciones tendrá una ola más moderada que la primera, con excepción de Veracruz, Querétaro, Oaxaca, Michoacán, Jalisco, Guerrero, Durango, Chihuahua y Baja California Sur, que tendrán más casos positivos y defunciones que en el verano. 

Compartir