Foto: AFP

Compartir

Tomás de la Rosa

El modelo de protección a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que adoptó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador viola el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), denunciaron en una carta congresistas estadounidenses, un asunto que quién resulte ganador, en las elecciones presidenciales, tendrá que atender.

“El gobierno mexicano está dando un trato regulatorio preferencial a Petróleos Mexicanos (Pemex) y retrasando o cancelando los permisos para las empresas estadounidenses”, señala la carta bicamaral y bipartidista firmada por 33 congresistas y enviada al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con copia a Michael Pompeo, secretario de Estado; Wilbur Ross, secretario de Comercio; Dan Brouillette, secretario de Energía; Robert Lighthizer, Representante de Comercio y al embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

“La carta va firmada por Republicanos y Demócratas, de ambas cámaras. Esto indica gane quien gane las elecciones presidenciales, que son en un par de semanas, en Estados Unidos, sea (Joe) Biden o (Donald) Trump por ser un tema relevante en la agenda, será tomada en forma inmediata ante el posible rebrote del Covid-19 en el mundo”, comentó a EjeCentral, el consultor privado en economía y energía Ramsés Pech.

Los congresistas del Partido Republicano y del Partido Demócrata, de la Cámara de Senadores y la de Cámara de Representantes de Estados Unidos mencionaron un documento del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se filtró, y donde ordenó a las autoridades mexicanas utilizar todos sus recursos disponibles, dentro del marco regulatorio, para proteger a Pemex y a la CFE.

Adicionalmente, denunciaron los congresistas estadounidenses, que legisladores del partido gobernante, MORENA, han presentado iniciativas constitucionales para revertir “la histórica Reforma Energética” de 2014 para cancelar todos los contratos actualmente vigentes.

Recuerdan a Trump y a quienes va dirigida la carta, que después de la Reforma Energética, las empresas estadounidenses invirtieron miles de millones de dólares para desarrollar infraestructura energética en México y en Estados Unidos para satisfacer la demanda mexicana.

“Nos preocupa profundamente que estas acciones demuestran un patrón de obstrucción y lo instamos a encontrar una resolución con el gobierno de México para mantener las condiciones de mercado actuales que brinda el marco regulatorio de la Reforma Energética, junto con certeza y equidad para las empresas estadounidenses operando y compitiendo en México”, indica la carta con congresistas, como los de las mayores economías de Estados Unidos: California y Texas.

Previo a la carta de los congresistas a Trump, a mediados de año, los 600 productores y comercializadores de gas natural y petróleo de Estados Unidos agremiados en la American Petroleum Institute (API) y los refinadores de crudo, agrupados en la American Fuel and Petrochemical Manufacturers (AFPM) también denunciaron a México ante el gobierno estadounidense de la política energética que favorece a las empresas del Estado mexicano.

Los primeros en advertir al mundo de las malas prácticas en la política energética en México, fueron Canadá y la Unión Europea, que enviaron sus protestas al gobierno mexicano a través de cartas.

ES DE INTERÉS |

Compartir