Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

José Ángel Casarrubias, alias ‘El Mochomo’, señalado por su participación en la desaparición de los 43 normalistas de la Normal Rural de Ayotzinapa y su abogado, Arturo Rodríguez, fueron vinculados a proceso por el delito de delincuencia organizada.

El juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, dio un plazo de cuatro meses a la Fiscalía General de la República (FGR) para realizar la investigación complementaria. En tanto, dio a ambas personas prisión preventiva oficiosa.

Arturo Rodríguez, el defensor del líder de Guerreros Unidos, también es relacionado con el trasiego de drogas, presta nombres para compra-venta de propiedades y otras actividades ilícitas. Este procedimiento judicial en su contra es ajeno al que se encuentra en curso por el caso Ayotzinapa.

Las autoridades identificaron a Arturo Rodríguez como intermediario de Sidronio Casarrubias Salgado, hermano de El Mochomo, quien también se encuentra preso.

Señalaron que Rodríguez García aparentaba litigar para tener contacto con Sidronio, obtener información y corroborar que sus órdenes se ejecutaran y así, permitir que la organización siga con sus actividades delictivas.

El Mochomo fue detenido el 24 de junio pasado en Metepec, Estado de México, y liberado el 1 de julio, con el argumento de que los elementos reunidos por la FGR no eran suficientes para mantenerlo en prisión.

A su salida del Penal del Altiplano, José Ángel Casarrubias fue detenido nuevamente por las autoridades, quienes aseguraron contar con elementos para hacerlo pero bajo motivaciones distintas. Tras su detención fue llevado a la Ciudad de México y fue puesto bajo arraigo.

Posteriormente, se dio a conocer un audio en el que su abogado y la mamá de “El Mochomo” negocian la libertad del detenido. En la llamada se habla de un soborno por 2 millones de pesos a cambio de su libertad.

ES DE INTERÉS |

Compartir