Equipo. El presidente López Obrador, la titular de Sener, Rocío Nahle, y Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, acudieron en diciembre pasado a Paraíso, Tabasco. Foto Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Pocos son los enterados de que Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador, logró colocar a su esposa Alejandra Camacho González en una gerencia de recursos humanos en Pemex, aunque no tiene experiencia en la materia, sino en administración de instituciones de educación superior, ella de todos modos se encargará de la capacitación del personal y la evaluación del desempeño de los especialistas de la petrolera. Doña Alejandra llegó desde febrero, aseguran los muy enterados, para cumplir varios objetivos, uno de ellos, el inmediato, es despedir a los funcionarios que en el pasado concursaron por sus plazas y, por méritos, se las ganaron, pero como despedirlos sin más sería violar la ley, pues simulan concursos y paneles que invariablemente reprueban, y entonces así justifican la salida.

Compartir