Jose Luis Camacho

“Cuatrocientos sesenta y seis años de historia han transcurrido… La Facultad de Derecho de la Universidad de la Nación cuenta con la mayor tradición y prestigio, no sólo en México, sino en Latinoamérica.” Así lo señala el doctor Raúl Contreras Bustamante, Director de la Facultad de Derecho de la UNAM, sobre la espléndida obra Crónica de la Facultad de Derecho, escrita por el jurista Manuel González Oropeza.

Se trata de un trabajo que da continuidad a obras previamente realizadas, como la del excelso Lucio Mendieta y Núñez, quien sabedor que la historia de la Facultad de Derecho guarda estrecha relación con el porvenir de la UNAM y de la Nación, durante el siglo XX registró la historia de este faro de conocimiento jurídico dando testimonio de lo ocurrido con la transformación de la Escuela Nacional de Jurisprudencia en Facultad de Derecho y el trasladó de su sede del Centro Histórico a Ciudad Universitaria.

Ahora el turno es del exmagistrado electoral Manuel González Oropeza, nombrado Cronista de la Facultad de Derecho y quien en menos de 200 páginas y con un enfoque temático, explica clara y explícitamente el devenir del centro formador de juristas, partiendo de 1553 a la fecha.

Es así como gracias al gran esfuerzo presupuestal que realiza la Facultad de Derecho a cargo del Doctor Raúl Contreras Bustamante, su Consejo Editorial pudo encomendar al cronista e historiador Manuel González Oropeza la realización de una obra que pasará a la historia como un referente obligado de la educación superior en México.

El INE es de los mexicanos

Los mexicanos estamos por lo menos extrañados por la forma en que el grupo parlamentario mayoritario ha marcado el destino de la Cámara de Diputados, pues además de sesionar a destiempo para aprobar un presupuesto de egresos que constitucionalmente debió haber sido el 15 de noviembre pasado, no lo pudo hacer en su sede.

A esa incertidumbre se suma que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha sido blanco de una disminución de mil 72 millones de pesos, el más grave en la historia electoral del país y que pone en peligro la realización de funciones vitales de este órgano autónomo.

Y es que el recorte no es a la partida destinada a partidos políticos, sino al presupuesto operativo del INE en la antesala del inicio del proceso electoral que implicará las elecciones más grandes de la historia, con la elección de 3 mil 200 cargos (15 gubernaturas, 29 congresos locales y renovación de ayuntamientos en 30 entidades federativas).

Ante ello, el INE ha dicho que podría entrar en una zona de riesgo que se traduzca en quebrantos de la paz pública, estabilidad política y económica al no tener la capacidad de garantizar elecciones confiables, bien realizadas y con condiciones de equidad, como las celebradas en 2018.

Lo anterior, evidentemente, es un tema que atañe a todos los mexicanos y no sólo al INE, pues se trata de una institución que construimos los mexicanos de todas las ideologías y de todos los sectores, sabedores que de ella depende el presente y futuro de México. De ahí que el llamado sea a defender al INE.

@jlcamachov

Compartir