Jose Luis Camacho

La editorial Clío que encabeza el historiador Enrique Krauze ha capturado en pantalla un episodio trascendental, uno de los más luminosos, de la historia de México.

Con una vista panorámica de la Facultad de Derecho de la UNAM que ha preparado a millones de juristas, se escucha la voz de su Director, el Doctor Raúl Contreras Bustamante, señalando que se trata del “Del faro del saber jurídico no sólo en México, sino de toda Iberoamérica”. Y no le falta razón al experto en Derecho Constitucional, pues de la mejor Facultad de Derecho de Iberoamérica han egresado los más grandes catedráticos, diplomáticos, escritores, Premios Nobel, enciclopedistas, secretarios de Estado, Presidentes y empresarios del país.

En sus aulas se entreveran jóvenes y profesionistas de los más diversos orígenes y estratos sociales, haciendo posible el más alto anhelo de la movilidad social en México.

En un episodio pleno en imágenes, números, resultados y logros, el episodio de Clío que se estrenó esta madrugada y que se repetirá el sábado a las 10 de la noche en canal 4, se capta algo de la grandiosidad del centro formador no sólo de buenos universitarios, sino de excelentes mexicanos.

Autonomía del Tribunal Electoral

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es un órgano que en 1996 fue creado con el objetivo de dar certeza y legalidad a los procesos electorales en el orden federal, local y municipal. Trabaja en una Sala Superior y cinco Salas Regionales, asegurando en todo momento los derechos políticos de los ciudadanos mexicanos, al vigilar que la actuación de las autoridades electorales esté apegada a lo que disponen las normas jurídicas en materia electoral.

Su existencia ha dotado de certeza, legalidad, objetividad e imparcialidad la calificación de los diversos procesos electorales, siendo actor central en momentos estelares de la vida democrática de México, como ha sido el caso de los años 2000, 2006, 2012 y por supuesto 2018, cuando calificó y certificó la legalidad en la elección del candidato Andrés Manuel López Obrador como Presidente Electo.

Su actuar imparcial y apegado a la ley ha sido reconocido por todos los actores políticos.

Por ello, ha llamado fuertemente la atención que se haya presentado una iniciativa que busca, a todas luces, desestabilizar esta instancia administradora de justicia electoral y que recortar el periodo de algunos de sus magistrados electorales.

Además de inconstitucional, esta iniciativa parte de falacias y prejuicios que en nada contribuyen al engrandecimiento de la democracia en México.

Y ya lo ha dicho el Presidente Andrés Manuel López Obrador: no es posible torcer la ley ni ajustarla a intereses personales.

Por el bien de México, es obligado que tanto gobernados como gobernantes nos ajustemos a la norma y nos centremos en los temas más urgentes para el país, en lugar de crear problemas donde no los hay.

@jlcamachov

Compartir