Jose Luis Camacho

Tras haber recibido en sus oficinas de la Junta de Coordinación Política al canciller Marcelo Ebrard Casaubón, con quien mantiene una estrecha comunicación de cara a la posible aprobación del T-MEC en los congresos de Estados Unidos y Canadá, Ricardo Monreal partió la tradicional rosca con los miembros de la prensa que de manera permanente cubren la fuente del Senado.

De manera directa y amena, el zacatecano planteó cada uno de los temas que se prevé sean dictaminados en comisiones antes de fin de mes, cuando el grupo parlamentario de Morena realice su reunión previa al arranque del cuarto periodo de sesiones ordinarias de la LXIV Legislatura del Congreso mexicano.

Se trata, ni más ni menos, que de 17 temas centrales: amnistía, fuero, elevar a rango constitucional el sistema de bienestar social (pensiones a adultos mayores), cannabis, outsourcing, reforma judicial, reforma electoral, reforma al sistema financiero (comisiones bancarias e inclusión financiera), economía circular, bienestar animal, cuidado al medio ambiente y combate al cambio climático, derecho al olvido en plataformas digitales, derecho a la verdad, derecho al libre desarrollo de la personalidad, leyes secundarias al artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (delitos graves), reducción al financiamiento a los partidos políticos y contenido nacional en servicios OTT (plataformas como Netflix, Amazon video, etc.).

Se trata de una abultada y ambiciosa agenda de trabajo que, tal y como lo señaló el también doctor en Derecho, requiere de todo un esfuerzo de diálogo, consenso y acuerdos.

Y en esa ruta -dijo Monreal- es que apunta la aprobación que se cocina de la nueva titular del Sistema de Administración Tributaria a cargo de la Comisión Permanente del Congreso.

Un lugar destacado en la conferencia ocupó la política internacional actual, pues el Senado como órgano de control de la política exterior mexicana sigue muy de cerca la problemática que nuestro país mantiene con Bolivia, la asunción del liderazgo mexicano en la CELAC, así como la crisis entre Estados Unidos e Irán, temas sobre los cuales el senador Monreal destacó la buena comunicación que se tiene con el canciller y que hoy viernes sostendrá con embajadores y cónsules mexicanos durante su reunión anual.

A pregunta de los reporteros sobre los gastos que el Senado realiza en la superación académica de sus integrantes, el senador Ricardo Monreal destacó la defensa que desde todos los frentes debe hacerse de las instituciones de educación superior, a las cuales -dijo- el Poder Ejecutivo ha elevado sus recursos, pero que es necesario que los tres Poderes acudan a ellas para incrementar la capacidad de su capital humano.

Y es que desde hace varios lustros el Senado ha celebrado convenios con diversas universidades públicas, a fin de crear cursos, diplomados y posgrados en áreas del Derecho Parlamentario, los cuales están abiertos a todo el público y han redundado en servidores públicos mejor capacitados y sensibles del acontecer nacional.

Sin duda, no se trata de un gasto, sino de una pequeña inversión que el Senado y otras instituciones públicas realizan en favor de la educación en el país.

Sin perder tiempo, el Senado comienza con gran intensidad el 2020 sabedor de la discusión que se avecina. No cabe duda que Ricardo Monreal está abocado cien por ciento en la labor legislativas efectiva y de largo aliento.

Compartir