Jose Luis Camacho

@jlcamachov

Como cada año, la Secretaría de Relaciones Exteriores organizó la reunión anual de embajadores y cónsules desplegados en los Estados con los que México mantiene relaciones diplomáticas. Se trata del encuentro anual que permite el contacto directo del personal diplomático con los servidores públicos y legisladores que toman las decisiones en el país, así como con intelectuales y líderes de opinión para conocer su perspectiva del rumbo del país.

Se trató de una semana intensa para las y los embajadores, pues incluyendo fin de semana se reunieron con los tomadores de decisiones del gobierno federal para enfilar actividades y lograr que las sedes diplomáticas, además de la protección de connacionales y defensa de los intereses de México, difundan turística y comercialmente al país.

Una de las ponencias que mayor atención atrajo fue la protagonizada por el político Ricardo Monreal Ávila.

Exgobernador de Zacatecas, legislador en diversas ocasiones, líder partidista y exjefe delegacional en la Ciudad de México, el actual presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y líder de la mayoría senatorial habló con gran franqueza, sensibilidad y visión al cuerpo diplomático.

Conocedor de los retos, obstáculos y responsabilidades que descansan sobre los hombros de aquellos internacionalistas, Ricardo Monreal hizo una exposición clara y concisa de la labor que el Senado ha realizado en materia de política exterior de México; facultad que “desde el nacimiento de la República, ha tenido el Senado para dar mayor sustento a la representación de México ante el mundo”. Y no le falta razón al doctor en Derecho y académico de la División de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM.

Destacó que en la presente LXIV Legislatura del Senado, se ha ratificado por unanimidad el nombramiento de 43 embajadoras y embajadores, así como de 7 cónsules generales.

En un hecho sin precedentes y destacando la labor del canciller Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal destacó que actualmente 115 funcionarias y funcionarios de carrera del Servicio Exterior Mexicano son titulares de representaciones de México en el exterior, lo cual equivale a 74% de las embajadas, misiones, consulados y oficinas de México en el extranjero a cargo de mujeres y hombres profesionales, capaces y experimentados en el mundo diplomático y no de nombramientos políticos, que las mayores de las veces son desafortunados y en detrimento de la imagen y de los intereses nacionales.

Este logro fue muy bien destacado entre el Servicio Exterior Mexicano, el cual además recibió con gran interés, agradecimiento y oportunidad el ofrecimiento de Ricardo Monreal Ávila para consensuar los cambios que la Ley del Servicio Exterior Mexicano requiere, a fin de modernizarla y garantizar condiciones mínimas de bienestar y seguridad para estos servidores de México.

“Con el consejo y la ayuda de los integrantes del Servicio Exterior Mexicano tenemos que pensar cómo vamos a proceder en el Servicio Exterior y en el Servicio Civil de Carrera, para que la paridad de género sea regla en los nombramientos de personal diplomático. De las 145 representaciones de México en el exterior, que actualmente ostentan una persona titular designada, 39 de 145, repito, 39 son dirigidas por mujeres; representa apenas 27 por ciento. Mientras que 106, es decir, 73 por ciento están representadas por hombres”, destacó.

Con estas acciones, Ricardo Monreal se consolida como un hombre visionario y sensible ante las nuevas necesidades del país y exigencias por contar con un cuerpo diplomático respaldado y bien reconocido.

Asimismo, el senador Monreal destacó la aprobación en el Senado de 17 convenios, tratados y protocolos internacionales, agradeciendo merecidamente la decisión de las fuerzas políticas del país representadas en dicho cuerpo colegiado, de acompañar los esfuerzos del gobierno de la República en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), para que la aprobación del Senado robusteciera la postura negociadora de la nación.

Y es que confirmó que fue el Senado mexicano el que evitó que nuestro país se convirtiera en tercer país seguro.

Coincidiendo en lo dicho ante la Asamblea General de la ONU por el canciller Marcelo Ebrard, el líder senatorial anticipó que este año se consolidará la confianza en México y se ejercerá un sereno liderazgo regional, fundado en la consistencia institucional y en la perseverancia diplomática.

“Queremos contribuir tanto a la construcción de una política exterior de Estado, una política exterior de Estado como el sostenimiento y la construcción de los pilares de esta administración: la justicia social, la honestidad, la democracia y la pluralidad”.

Esto fue parte de lo que dijo Monreal a los diplomáticos mexicanos.

Compartir