Foto:Especial

Compartir

Julio Pérez de León

En votación dividida de cuatro en contra y tres a favor, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal del Poder judicial de la Federación (TEPJF) validaron la elección de gobernador de Puebla.

Por la validación de la elección votaron la presidenta magistrada, Janine Otálora Malassis, Felipe de la Mata Pizaña, Reyes Rodríguez Mondragón e Indalfer Infante Gonzales, quien fue apoyado desde el Senado por el entonces legislador perredista y candidato a la gubernatura de Puebla por Morena, Luis Miguel Barbosa.

Quienes votaron por anulación de la elección fueron José Luis Vargas Valdez, Mónica Aralí Soto Fregoso y Felipe Alfredo Fuentes Barrera; quienes también votaron a favor de la polémica candidatura independiente a la Presidencia de la República de Jaime Rodríguez Calderón.

Los magistrados que buscaban la nulidad de la elección, Soto Fregoso fue respaldada por la fracción del Revolucionario Institucional (PRI), apoyados por unión del tricolor y Acción Nacional (PAN) son Vargas Valdez y Fuentes Barrera.
Con dos diferimientos para el inicio de la sesión del pleno del TEPJF para resolver las impugnaciones interpuestas por Barbosa Huerta y Morena.

El arranque de la sesión se programó para las 16 horas, luego se aplazó a las 17:30 y hubo un nuevo aplazamiento para las 18 horas, uno más para las 18:30 e inició hasta las 18:47 horas y llegó casi a las cinco horas de discusión para concluir a las 23:45.

Durante la sesión abandonaron el salón de plenos por varios minutos los magistrados Reyes Rodríguez e Infante Gonzales.

En la designación de los magistrados en el 2016, Otalora Malassis, Rodríguez Mondragón fueron apoyados por senadores del Partido de la Revolución Democrática en alianza con el PAN, en tanto, Infante Gonzáles fue respaldado por Barbosa Huerta y de la Mata Pizaña por el PRI.

Los argumentos esgrimidos en la ponencia de Vargas Valdez para anular la elección fueron desechados, pues no alteraron el resultado de la elección, en ese sentido, Rodríguez Mondragón, señaló que tanto el conteo distrital realizado por el Instituto Electoral del Estado de Puebla (IEEP) como los reconteos efectuados por las salas Regional Toluca y Superior del TEPJF, no dieron determinantes diferencias a favor de Barbosa y Morena, con lo que se desechó manipulación de la paquetería electoral a favor de la candidata de la coalición “Por Puebla al Frente”, Martha Érika Alonso Hidalgo.

De acuerdo con la ponencia, se reveló que hubo violación a la cadena de custodia en la que, en la bodega improvisada para el resguardo de la paquetería electoral, en 50 ocasiones fueron grabadas personas que entraban y extraían paquetes, incluso, en una ocasión se empleó una camioneta, lo que se hacía suponer que las actas y las boletas fueron manipuladas.

Sin embargo, Reyes Mondragón argumentó que en los conteos y reconteos no se aprecia un exponencial incremento a los votos que favorecieron a Alonso Hidalgo y disminuyó a Luis Miguel Barbosa Huerta, a este aspecto, se sumaron los magistrados Mata Pizaña e Infante Gonzales.

Rodríguez Mondragón dictó las cifras

En un primer conteo la candidata de la coalición PAN-PRD-MC obtuvo un millón 153 mil 179 votos, en tanto, el candidato de la alianza Morena-PT-PES, un millón 31 mil sufragios.

Al anularse los votos de las 59 casillas que se adujo que hubo violencia, se quemaron o fueron robadas, ambas coaliciones perdieron votos, en el caso de Alonso Hidalgo quedó en menos de un millón 100 mil votos, y para Barbosa Huerta en 992 mil 908 sufragios.

De esa forma de desestimó el alegato promovido por Morena, además, agregaron, que, de acuerdo con la ley electoral, se requiere de haya irregularidades en el 20% de las casillas para anular una elección, y en el caso poblano, de menos del uno por ciento.

De esta forma, se validó la elección de Puebla y este 14 de diciembre tomará posesión como gobernadora, Alonso Hidalgo.

Compartir