Compartir

Redacción ejecentral

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca por violaciones a violaciones al principio del interés superior de la niñez, y a los derechos humanos, a la integridad personal, a una vida libre de violencia y a la privacidad, cometida contra una menor de 16 años que fue abusada sexualmente por un profesor de educación media superior.

En un comunicado, el organismo informó que tras realizar la investigación y análisis del caso, atribuyen responsabilidad a seis servidores públicos adscritos al centro escolar al acreditar que privaron de los cuidados preventivos y continuos a la adolescente, lo cual quedó consignado en la recomendación 53/2016.

Lo anterior, señal, llevó a que un trabajador la acosara y posteriormente abusara de ella. Esta situación trajo como consecuencia un postrauma, baja autoestima, inseguridad y sentimiento de poca valía.

Por tanto, la víctima y su madre comunicaron a las autoridades que un empleado de la escuela le propuso una relación sentimental e intentó besarla, sin embargo, se limitaron a indicar que llevarían tales hechos a las instancias correspondientes.

Días después, la adolescente le contó a su madre que el trabajador había abusado sexualmente de ella al salir de clases, por lo que se hizo de conocimiento de la autoridad responsable, sin que ésta hubiese llevado a cabo acción alguna.

El pasado 5 de marzo de 2014, la madre de la joven denunció los hechos ante el Agente del Ministerio Público, quien consignó la averiguación previa respectiva y solicitó el libramiento de la orden de aprehensión.

Una vez cumplida se le dictó auto de formal prisión al probable responsable por el delito de violación agravada, privado de su libertad en un Centro de Ejecución de Sanciones de Tamaulipas y en proceso penal en periodo de instrucción.

Por su parte, la CNDH determinó que los servidores públicos no intervinieron ni informaron a sus superiores de los acontecimientos previos al abuso sexual, lo que propició la violación incumpliendo sus obligaciones previstas en las leyes.

El organismo también evidenció que las autoridades brindaron datos a medios de comunicación que permitieron identificar a la adolescente como víctima de abuso sexual, circunstancia que va en contra del interés superior de la niñez y a su derecho a la intimidad y privacidad porque al revelar dichas referencias se le expuso mediáticamente, lo que la estigmatizó y avergonzó socialmente.

Respecto al caso, la CNDH recomendó tomar las medidas indispensables para la reparación del daño ocasionado a la víctima y a sus padres, y otorgar la atención psicológica necesaria. Además, solicitó colaborar en la presentación de la queja ante la Contraloría Gubernamental del Estado de Tamaulipas, contra los servidores públicos involucrados en los hechos.

A su vez, propuso diseñar e impartir en el plantel un curso integral de capacitación y formación en materia de derechos humanos, específicamente del principio del interés superior de la niñez, de la prevención de la violencia contra las mujeres, así como de la protección de datos personales de los alumnos.

El organismo no dejó de lado elaborar un protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento y acoso sexual en planteles del Estado de Tamaulipas, el cual deberá ser difundido en medios electrónicos, y establecer estrategias para impartirlo a los docentes y demás personal educativo.

Finalmente, pidió registrar a la joven y a sus familiares en el Registro Estatal de Víctimas para que tengan acceso al Fondo de Atención a Víctimas, previsto en la Ley de Protección a las Víctimas para el Estado de Tamaulipas y se acredite su cumplimiento.KT|EC

Compartir