Foto: Cuartoscuro

Compartir

Marco Antonio Aguilar

Con diez años más de servicio y una reducción de 25% en las tarifas, el Gobierno federal y la empresa Fermaca, constructora de gasoductos llegaron a un acuerdo.

A 15 días de que el presidente Andrés Manuel López Obrador diera a conocer el acuerdo al que se llegó con IEnova, TRansCanada y Grupo Carso, las otras empresas con las que se negociaban los contratos, este miércoles celebró el fin de la mesa de negociación.

Durante su participación, Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), señaló que como parte de los acuerdos se prevé una reducción en las tarifas de transporte de gas de 25%, en los dos gasoductos que construyó la empresa: La Laguna – Aguascalientes, y Villa de Reyes – Aguascalientes – Guadalajara.

“La importancia de esos gasoductos es realmente muy destacada. Traen gas barato de Texas, el famoso sale gas al precio más barato del mundo, y lo traen por todo el centro del país, hasta dividirse en Aguascalientes y llegan exactamente a la zona, la de mayor crecimiento del país”, señaló el funcionario.

El beneficio para la empresa fue que el contrato se extendió hasta por 10 años más de servicio de transporte de gas para las plantas de la CFE.

Bartlett Díaz apuntó que el acuerdo significa un ahorro de cuatro mil 500 millones de dólares a valor nominal para la hacienda pública.

“Primero porque se evitó el pleito y el ir a tribunales internacionales; segundo, porque se cumple con los contratos; tercero, porque se obtienen rebajas en las tarifas y esto beneficia a la CFE; y cuarto, porque tenemos asegurado gas a buen precio para 20 años”, apuntó.

El diálogo se alargó más que con las otras empresas, porque las cuatro contrapropuestas presentadas por Fermaca no se apegaban a los criterios y condiciones acordados con las otras empresas, detalló Bartlett Díaz.

Además de la negociación, Fernando Calvillo Álvarez, presidente de la constructora de gasoductos, dio a conocer que invertirán 12 mil millones de dólares en otros proyectos en el país.

Las cinco empresas, resaltó López Obrador, aceptaron reintegrar los pagos que se hicieron mientras los gasoductos no realizaban el servicio, que suma 670 millones de dólares; unos de manera directa, otros acreditados a través de las tarifas. En este caso, Fermaca devolverá esos pagos entre los años 26 y 35 del contrato.

ES DE INTERÉS

Compartir