Foto: Cuartoscuro

Compartir

Marco Antonio Aguilar

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) era una pantalla y alcahuete del régimen neoliberal, acusó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero aseguró que con la llegada de Rosario Piedra Ibarra el organismo cambiará.

El mandatario dijo que la CNDH era una simulación, porque enviaban recomendaciones, pero no les daban seguimiento, no indagaban a fondo y creían que con estas resoluciones cumplían con su labor.

“Lo veo bien, creo que es de justicia, se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano, hija de doña Rosario Ibarra de Piedra; de las mujeres que en circunstancias muy difíciles empezaron a buscar a sus hijos desaparecidos”, detalló sobre el nombramiento.

La nueva Ombudsperson fue elegida el jueves en el Senado de la República, pero legisladores de la oposición acusaron de fraude en la votación y rechazaron el nombramiento de la activista.

López Obrador dijo que esto es normal de “los conservadores”, pues no quieren tener gente disciplinada en el cargo, como se ha registrado en las más de tres décadas del periodo neoliberal, porque nunca han cumplido con su función.

“Esto abre la posibilidad de que la CNDH deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones, se acabe con la impunidad y les dé una respuesta a los familiares de las víctimas”, detalló.

Aunque la elección dependía del Senado, el pasado miércoles, el mandatario señaló que le gustaría que el titular de la CNDH fuera alguien que haya “padecido en carne propia” la violación de derechos humanos y no un profesional en la materia, y se le cumplió.

Piedra Ibarra, luego de ser elegida presidente del organismo, aseguró que no le temblará la mano ni titubeará, en caso de tener que hacer una recomendación a la administración actual, ni al mismo presidente López Obrador.

El 23 de octubre, su madre, Rosario Ibarra de Piedra recibió la medalla Belisario Domínguez la cual dejó en resguardo al Presidente de México, a quien le solicitó cuidarla y entregársela cuando tuviera la verdad del paradero de familiares desaparecidos y certeza en que se había hecho justicia.

En 1973, Jesús Piedra Ibarra, hermano de la presidenta de CNDH e hijo de la otrora activista, fue acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de Septiembre, desaparecido luego de ser detenido por las autoridades.

ES DE INTERÉS

No me temblará la mano ante AMLO: Rosario Piedra

Acusan engaño de Morena en elección de nueva titular de CNDH

Compartir