Compartir

Redacción ejecentral

Un supuesto video grabado el sábado 15 de abril de 2017 sería una prueba de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, para demostrar que  su detención en Guatemala fue a partir de un convenio con el gobierno de Enrique Peña Nieto para dejar que autoridades dejaran  de hostigar a su familia.

“Quiero informar que en unos instantes más y de acuerdo al convenio establecido con el Gobierno Federal, seré detenido. Me entrego. Precisamente para poderme defender y cumplir con los acuerdos establecidos con el Gobierno Federal en el sentido de que puedan dejar de hostigar a mi familia y que pare esta persecución política en contra de mi persona, mi familia y mi entorno”, se escucha en la grabación donde se ve a Duarte y que fue presentado en el noticiero nocturno de Imagen TV.

En las imágenes grabadas de poco más de dos minutos se escucha al exmandatario veracruzano asegurar que “el acuerdo es que al entregarme serán retiradas las acusaciones contra mi familia, llevaré el proceso penal correspondiente (…) y mi familia pueda desarrollar su vida plenamente en paz, en bienestar y sin seguir siendo molestada. Seré un preso político”.

En el noticiero nocturno de Imagen TV fue difundido un video en el que Javier Duarte aparece en Guatemala, indicando que se encuentra en total libertad y que tiene conocimiento de que será detenido.

Sostiene que su familia lo acompaña y que, pese a que se dará a conocer la noticia de su detención como si hubiera sido sorprendido, él tiene conocimiento.

“No me detuvieron, me estoy entregando. Darán a conocer como si hubiera sido sorprendido y detenido pero estoy en total libertad”, indica.

De acuerdo a las versiones de autoridades, la detención de Duarte se realizó alrededor de las 20:00 horas (tiempo local de Guatemala) del sábado 15 de abril de 2017, en un hotel ubicado en el municipio de Panajachel, en el Departamento de Sololá, en Guatemala, por la coordinación de la Oficina Central de Interpol en Guatemala y en conjunto con la Policía Nacional Civil por conducto de su división de policía internacional, Interpol en Guatemala.

De acuerdo al testimonio de Stu Velasco, subdirector de la policía de Guatemala, quien fue entrevistado por Milenio Televisión, el exgobernador acudió a recepción del hotel en Panajachel para quejarse de un problema de comunicación en su habitación, y al ser sorprendido por seis agentes “se identificó con otro nombre”, hasta que se le practicaron pruebas de huellas dactilares. (Con información de Imagen TV)RB

ES DE INTERÉS

Compartir