Compartir

Redacción ejecentral

A través de un comunicado, la Secretaría General de Gobierno del Estado de Guerrero informó que su director general de Derechos Humanos, Juan Carlos Castañón Arcos y el subsecretario de Asuntos Políticos, Martín Maldonado, se reunieron con pobladores de Guayameo y Zirándaro, tras los enfrentamientos suscitados en esta región el pasado miércoles.

Tras dicho encuentro, se detalló que sí hay pobladores desplazados por los enfrentamientos entre grupos antagónicos del crimen organizado. Se trata, según el documento, de 143 personas: 100 provenientes de Guayameo y 43 de Zirándaro.

Como parte de la atención brindada por el Estado a los desplazados, se pusieron a disposición los servicios del DIF Guerrero, para otorgarles despensas, frazadas, colchonetas y otros artículos.

El comunicado finaliza señalando que “la instrucción del gobernador Héctor Astudillo es colaborar en todo lo posibles, para que la estancia de los desplazados por estos actos sea adecuada, en tanto haya condiciones para el retorno a sus comunidades”.

Este comunicado llega luego de que el alcalde de Zirándaro, Guerrero, Gregorio Portillo Mendoza denunciara una serie de enfrentamientos desde la noche del miércoles, los cuales se extendieron hasta el jueves, mismos que dejaron un saldo de 10 personas muertas.

Portillo Mendoza aseguró que había unas mil 200 personas desplazadas, hecho que calificó como una “crisis humanitaria”, sin embargo, estos dichos fueron desmentidos por la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz. CJG

ES DE INTERÉS

Enfrentamientos en Guerrero dejan al menos 10 muertos

Compartir