Compartir

Redacción ejecentral

El Congreso capitalino aprobó la tarde de este domingo, con 59 votos a favor, la ley con la que se avala la creación de un banco de ADN, el cual ayudará a esclarecer hechos constituidos por los delitos de homicidio, privación de la libertad con fines sexuales, incesto, secuestro, violación, estupro y feminicidio.

Esta ley es aprobada luego de que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum decretara el pasado 21 de noviembre la Alerta por Violencia de Género para la capital, con lo que, de acuerdo con el presidente de la Comisión de Procuración y Administración, Eduardo Santillán, se da un paso importante en la erradicación de la violencia hacia las mujeres.

El Banco de Perfiles Genéticos estará a cargo de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, y funcionará en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Secretaría de Gobierno y la Agencia Digital de Innovación Pública.

Es por ello que los servidores públicos de las instituciones de seguridad serán los primeros en ser dados de alta en este banco de ADN, tambieén serán ingresados los perfiles genéticos de los integrantes del Gabinete de Seguridad Ciudadana, procuración de justcia y los prestadores de servicios de seguridad privada.

Además, deberán ingresarse los datos genéticos de la jefa de Gobierno, sin embargo, los diputados negaron que sus perfiles sean ingresados en este banco. También excluyeron de este requisito a operadores de transporte y personal del sistema penitenciario.

Se detalló que los perfiles genéticos de personas procesadas, así como aquellos que hayan brindado su material genético a fin de colaborar en una investigación y los que sean resultado de indicios o evidencias, también serán ingresados en este congregado de información.

Para su funcionamiento, los datos genéticos serán dividos en vigentes e históricos, siendo este último aquel en el que el perfil de ADN pertenezca a personas fallecidas o aquellas que por mandato judicial haya sido enviado a este apartado.

Cabe señalar que la información genética contenida en este banco solo podrá ser usada para identificar agresores sexuales y secuestradores; en tanto, se prohibió su uso para juicios familiares o civiles.

CJG

Compartir