FOTO: MANDEL NGAN / AFP

Compartir

AFP

El fiscal especial Robert Mueller concluyó, tras una investigación de casi dos años, que no hay elementos probatorios de colusión entre el equipo de campaña del presidente Donald Trump y Rusia durante las elecciones de 2016, dijo el domingo el Departamento de Justicia. 

Las investigaciones del fiscal especial no determinaron que el equipo de campaña de Trump o alguien asociado a él haya coludido o coordinado con Rusia en sus esfuerzos para influenciar la elección presidencial estadounidense de 2016″, señaló el secretario de Justicia Bill Barr en un correo oficial.

Según este documento de cuatro páginas remitido al Congreso, el fiscal especial Mueller no sacó una conclusión definitiva sobre una posible «obstrucción a la justicia» de parte de Trump.

«Este informe no concluye que el presidente haya cometido un crimen, pero tampoco lo exonera», dijo Barr, citando lo que dice el informe al respecto.

Además Barr, primer destinatario de este informe de investigación tan esperado, destacó por su lado que el documento, que examinó desde el viernes, no hace mención a delito alguno susceptible de conducir, según su punto de vista, a procedimientos judiciales sobre la base de la obstrucción a la justicia.

También la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, afirmó en su cuenta de Twitter que el informe de Mueller es una «exoneración total» para Trump.

Intento de derrocamiento

El presidente Donald Trump acusó que la investigación fue «un intento ilegal de derrocamiento que falló», a la vez que clamó su «exoneración total» por el informe del fiscal especial Robert Mueller.

«Es una vergüenza que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una vergüenza que su presidente haya tenido que pasar por todo esto», dijo a periodistas en Florida, antes de abordar su avión para volver a la Casa Blanca.

Momentos antes había tuiteado: «No (hubo) colusión, ni obstrucción, EXONERACIÓN total».

Trump tildó a la investigación como «la cosa más ridícula que haya escuchado» y pareció lanzar la idea de una nueva investigación que establezca por qué se le investigó en primer lugar.

El exdirector del FBI Robert Mueller llevó adelante el esfuerzo por verificar las sospechas de que Trump y su equipo de campaña en 2016 se coordinaron con agentes rusos.

Finalmente, Mueller no encontró evidencia de tales vínculos, según un breve reporte entregado al Congreso por el fiscal general William Barr sobre el informe del fiscal especial, que aún sigue siendo confidencial.

Muelller no se pronunció sobre si hubo obstrucción a la justicia de parte de Donald Trump, pero Barr estimó que el documento no hace mención a delito alguno que permita inculpar al presidente por ese cargo.EM

Compartir