Foto Luka GONZALES / AFP

Compartir

Ricardo Bernal

La policía peruana detuvo por 10 días este miércoles al expresidente Pedro Pablo Kuczynski, acatando una orden judicial emitida en el marco de una investigación en la que se le señala por lavado de activos en el escándalo de corrupción Odebrecht.

Tras pasar una revisión médica por especialistas de fiscalía Kuczynski, de 80 años, quedó detenido en la Prefectura de Lima.

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria ordenó la detención preliminar por 10 días contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, en el marco de la investigación que se le sigue por el presunto delito de lavado de activos en el marco del caso Odebrecht», indica un comunicado el Poder Judicial.

La orden provino de la Corte Superior de Justicia Especializada en Delitos de Crimen Organizado, tras aceptar un pedido del fiscal especial del caso Lavo Jato/Odebrecht, José Domingo Pérez, quien investiga al exmandatario.

La justicia también autorizó a la fiscalía a allanar por 48 horas la vivienda de Kuczynski, en búsqueda de documentos relacionados al caso que puedan ser incautados.

Es la segunda vez en un año que la fiscalía allana la vivienda del expresidente en busca de documentos.

Tras mostrar su incredulidad por la orden judicial, un indignado Kuczynski dijo que era ridícula y denunció una «persecución» en su contra en declaraciones a medios de Perú y Colombia.

«Me parece un ridículo», dijo escuetamente en un declaración telefónica a un periodista del programa Panorama.

Aquí hay una persecución, yo he contestado a la fiscalía todas las veces que he ido. La gente de Odebrecht ha sido clarísima en que yo no tenía nada que ver en estas acusaciones y bueno, yo veré qué cosas me están pretendiendo decir ahora. Nada más puedo decir», dijo Kuczynski en declaraciones a W radio de Colombia.

«Yo he cumplido con todo, y que está clarísimo: yo no tengo nada que ver en esto», resaltó.

«Vamos a apelar»

Kuczynski, un exbanquero de Wall Street de 80 años, cumplirá la orden de prisión en la sede policial de la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac) en Lima.

Electo en 2016, renunció en marzo de 2018 a la presidencia salpicado por el escándalo, lo que lo convirtió en el primer presidente en ejercicio en América Latina en abandonar el poder por el caso Odebrecht.

La detención incluye también a su exsecretaria, Gloria Kisic, y su chofer José Luis Bernaola.

El abogado de Kuczynski, Nelson Miranda, calificó de arbitraria la orden de detención: «Es una decisión que vamos a apelar», dijo a periodistas.

En Perú el escándalo de la empresa brasileña Odebrecht ha salpicado además a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), todos bajo investigación de la fiscalía.

La líder de la oposición, Keiko Fujimori, cumple prisión preventiva desde octubre de 2018 también por presunto lavado de activos tras recibir fondos de Odebrecht para su campaña.

Compartir