Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que en México no se han construido nuevos ductos desde hace más de treinta años, esto, a pesar de que la demanda de hidrocarburos se incrementó.

Tal es el caso del ducto que explotó el día de ayer en Tlalhuelilpan, Hidalgo, el cual está en funciones desde la década de los setentas, mientras que el ducto que se localiza en la alcaldía de Azcapotzalco, en la ciudad de México es de 1974, y el de Salamanca, Guanajuato de 1952, así lo detalló el mandatario.

Además, añadió que el estado de los ductos se ha visto afectado tras las diversas reparaciones que se han llevado a cabo por las perforaciones que han sufrido como parte del robo de combustible.

Durante una conferencia de prensa ofrecida a las 18:00 horas de este sábado, López Obrador aseguró que no es posible cerrar los ductos, ya que no se daría abasto al reparto de gasolina, pero se emplearán carrotanques de hasta 60 mil litros para transportar 200 mil barriles, lo que equivale a 25% más adicional a lo que se transporta hoy.

Aunado a lo anterior, el traslado de gasolina mediante ductos resulta más económico y práctico que otros métodos, como el ferroviario. Sin embargo, se analiza la posibilidad de proteger los ductos con el uso de tecnología del Instituto Mexicano del Petróleo, para dificultar que se perforen. MM

Compartir