Compartir

Redacción ejecentral

Carlos-Puente

Las encuestas dicen cada vez que salen al público que hay una creciente molestia contra los políticos. Bueno, para aquellos políticos que aún lo dudan, valdría la pena que escucharan la anécdota del senador verde, Carlos Puente, quien recientemente tomó un vuelo nacional sin saber lo que se le esperaba. Don Carlos estaba sentado en el avión cuando un pasajero lo reconoció y lo saludó con el grito de “¡senador!”, que fue motivo para que casi en automático, el resto de los pasajeros comenzara a agredirlo verbalmente diciéndole corrupto, ratero, inepto y otras linduras más. Nadie lo conocía salvo quien lo saludó, por lo que la hostilidad no fue a su persona o a su partido, sino a la clase política en general. Don Carlos ha platicado esa experiencia a otros políticos, a quienes les ha dicho que nunca en su vida había sufrido tal agresividad que le hubiera provocado tanto miedo.

Compartir