Compartir

Jorge Díaz Elizondo

Imagina Usted la amenaza que supone arrojar al olvido a un Andrés Manuel López Obrador, de comprobarse su beneplácito de impulsar la candidatura de Abarca

La mejor defensa es el ataque, reza una frase muy popular. Y parece la estrategia a seguir por los grupos de izquierda, hoy, enfrentados entre sí y enfrentados con casi todo México.

Desesperados se les nota a las tribus del PRD que cruzan acusaciones para hacerse del poder de dicho grupo político y para sacudirse cualquier culpa que pueda salir a la luz en el futuro. Lo cierto es que hay muchos responsables ahí, lo saben y les provoca miedo.

Incongruentes y demenciales, se les escucha a los voceros de Morena tratando de culpar al gobierno federal de los crímenes cometidos en Ayotzinapa, intentando desviar la atención de su probada relación con los infames personajes que perpetraron los inenarrables hechos. En las urnas lo pagarán, lo saben y les provoca miedo.

Rabioso, ilegal y mañosamente estratégico, el accionar de los violentos tanto en Guerrero como en la ciudad de México. Posicionar la idea tanto en el país como más allá de nuestras fronteras, de que la responsabilidad es del gobierno federal, es la reacción lógica frente a lo que están perdiendo, si no de lo que ya han perdido ante los ojos de la sociedad. ¿Por qué no van contra los criminales? ¿Por qué contra un aeropuerto o una sede de algún partido político? ¿Por qué contra la economía de muchas familias guerrerenses? ¿Esos son los términos en los que entienden la justicia? Ellos saben las respuestas y les provoca miedo.

La desestabilización que quieren provocar o por lo menos hacer parecer que existe, tiene como propósito detener la posible derrota electoral de las elecciones futuras, evadir la cárcel para algunos y ser inevitablemente intervenidos por la autoridad para otros, hecho que supondría terminar con muchos privilegios de los que actualmente gozan.

No se trata de librar de su responsabilidad a las autoridades federales; pero de eso, a señalarlos como responsables de jalar el gatillo, hay mucha distancia.

Imagina Usted la amenaza que supone arrojar al olvido a un Andrés Manuel López Obrador, de comprobarse su beneplácito de impulsar la candidatura de Abarca en los tiempos en que ambos fueron candidatos, un Dios como él (así se siente) no podría permitirlo. O la confirmación del soporte de la cúpula perredista a la pareja imperial de Iguala a cambio de recursos. O que se indique la responsabilidad de quien envió al matadero a esos muchachos la fatídica noche de Septiembre a sabiendas del horror que iban a enfrentar.

Mucho está en juego para quienes quieren seguir viviendo de la política, el odio, la polarización y la intransigencia; por eso digo que, sus virulentas reacciones son el tamaño de su miedo.

email: jorgediaz@live.co.uk

Twitter: @adejorge

Facebook: http://www.facebook.com/JorgeDiazElizondo

Google+:  http://gplus.to/JorgeDiazElizondo

Sitio web: http://goo.gl/KSWHW

Compartir