Alejandro Alemán

1.- Se trata de esos musicales donde prácticamente no hay diálogo, todo es cantar y cantar. Que dios me ampare.

2.- Si entiendo bien (nunca vi la obra de Broadway, ni leí el poema de T.S. Elliot) el asunto se trata de que Judi Dench está haciendo un concurso de canto para ver a qué gato le otorga una nueva vida. ¿Pero no los gatos tienen nueve vidas? ¿Para qué quieren otra?

3.- Los trajes digitales de gato son una auténtica pesadilla barroca, ¿por qué un actor de la talla de Ian McKellen habría de acceder a salir así en pantalla? con orejas y bigotes de gato pero con la misma entrepierna que un muñeco Ken. Es una cosa absolutamente bizarra. Como ver porno censurado.

4.- No soy crítico de música pero las canciones no me parecen nada fuera del otro mundo. No entiendo la relevancia de este musical como para ser un éxito eterno en Broadway. Me declaro analfabeta en esta materia.

5.- Qué mal están los subtítulos en español, pensé que era una muy mala traducción pero al parecer están usando la versión latina de las canciones. Cambian palabras para forzar la rima. Horrible.

6.- Al director, Tom Hopper, se le olvida la mayor parte del tiempo que no está filmando teatro sino que en teoría está haciendo cine. La cámara se queda fija por minutos, no hay manejo de espacios, no hay encuadres interesantes, no hay nada que justifique ver esto en una pantalla grande.

7.- Bueno, más bien, no hay nada que justifique ver esto. Punto.

8.- Yo sólo espero que los nietos de Judi Dench agradezcan todo lo que está haciendo su abuela para darles casa, comida y sustento.

9.- Judi Dench tiene un pretexto, ¿cuál es tu pretexto, Idris Elba?

10.- No me imagino la junta corporativa donde mostraron la prueba de cómo se veían los trajes digitales. ¡Ese era el momento para frenar este terrible error!, ¿Cómo es que le dieron luz verde?, ¿POR QUÉ?

11.- Cats es el mejor argumento de que el cine está muriendo. 

12.- La imagen de Judi Dench alzando la patita haciendo pose sexy es de esas cosas que me costarán muchas sesiones de terapia para borrar de la mente.

13.- Finalmente acaba. Más allá del trauma psicológico, Cats es absolutamente inconsecuente, una película que no debió existir nunca. 

14.- Cats es lo peor que le ha pasado a los gatos luego de los perros.

15.- Oficialmente Cats es el apestado de Universal: no la apoyará para tratar de alcanzar nominación alguna. Este gato no tuvo nueve vidas. Una CATástrofe. 

Compartir