Compartir

Redacción ejecentral

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, no acudirá a declarar ante el juez de control que lo requiere, por lo que la suspensión definitiva a orden de captura podría quedar sin efecto.

Para no perder este beneficio, el ex director de Pemex debe comparecer y de no hacerlo, en el plazo que ordenó el juez de amparo, perdería este beneficio y podría ejecutarse la Orden de aprehensión que existe en su contra.

En una carta a la opinión pública, el exfuncionario aseguró que no existen las garantías legales para llevarlo a cabo.

También afirma que recoge lo dicho por Andrés Manuel López Obrador, de que nada esté por encima de la Ley y todo dentro del Estado de Derecho.

Quiero manifestar que en el momento que la Fiscalía General de la Nación me dé las garantías a las que tengo derecho, de inmediato estoy dispuesto a colaborar, y manifestar la verdad histórica y jurídica de todos los hechos suscitados en el periodo en el que me desempeñé como Director General de Petróleos Mexicanos, en donde aclaré que funcionarios del nivel que sea, intervinieron en lo que hoy se investiga.

«Reitero que siempre he estado dispuesto a decir la verdad, con las consecuencias que haya para cualquier persona, pero recojo las expresiones del presidente de la República en que nada por encima de la Ley y todo dentro del Estado de Derecho», menciona Lozoya.

El exdirector de Pemex refiere en la carta que la orden de aprehensión en su contra es irregular e ilegal, además de que las órdenes de cateo en la casa de sus padres se obtuvieron con falsos informes policiales.

«Ha habido una persecusión mediática en mi contra desde el 2017, en donde se me ha acusado, se me ha juzgado y se me ha condenado, violando en mi perjuicio los derechos humanos consagrados en la Constitución y tratados internacionales. Detrás de esta campaña mediática hay intereses de poder los cuales serán develados en su momento», expone.

Menciona que el delito que se le imputa, no es ni grave ni amerita prisión preventiva oficiosa y se le ha negado una copia de los registros que obra en la carpeta de investigación.

Además, afirma que elementos de la Policía Federal Ministerial mintieron al juez de control sobre el cateo que se realizó en casa de sus padres el 28 de mayo.

«Es claro que si me presento ante el juez de control me van a vincular a proceso y van a pretender dictar prisión preventiva justificada, no obstante que el delito que se me imputa no lo amerita y nunca me sustraje de la acción de justicia», expresa.

La Fiscalía General de la República obtuvo órdenes de aprehensión contra Emilio Lozoya y Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México detenido en Mallorca, España.

Compartir