Compartir

Jorge Díaz Elizondo

Enrique Peña Nieto tiene la palabra, revolución o impunidad. Sabe que tocará los más grandes intereses, sabe que tocará a los poderosos

La crisis por la que atraviesa México no es nueva, pero en el pasado, siempre nos han recetado la misma medicina: impunidad, voltear hacia otro lado, sumir la cabeza, remplazar un escándalo con otro, le apuestan a la corta memoria característica de los que aquí nacimos.

Esta crisis es multifactorial como todas las anteriores, cierto, requiere de la actuación de todos, cierto. Pero la revolución necesaria para cambiar esta dolorosa condición debe venir del mismísimo Enrique Peña Nieto. ¿Por qué? porque él es el presidente y como tal tiene la obligación de encabezar la mayor revolución jamás vista en nuestro país.

“No se trata de una cacería de brujas” dicen algunos (algo temen), ¡no! se trata de cazar a todos los cabrones, de todos los sectores de la sociedad. Hablo de toda esa red bastante bien trazada, donde se enlazan políticos, gobernantes, líderes sindicales, empresarios, delincuentes, sacerdotes, defensores del “pueblo bueno”, infractores de tránsito, estudiantes empeñados en la grilla y en mantener en el retraso a sus escuelas, periodistas, médicos sin escrúpulos, madres de familia que alientan la rapiña en las tragedias provocadas por fenómenos naturales, niños envalentonados por la bola, para hacerle “bullying” al compañero indefenso, todos los “webones” de la oficina que en lugar de trabajar le hacen “polaca” al más sobresaliente para que no los opaque; la lista es interminable, en fin que hablo de todo México.

Revolución o impunidad, cualquiera de los dos caminos provocará convulsión, una más positiva que la otra.

Enrique Peña Nieto tiene la palabra, revolución o impunidad. Sabe que tocará los más grandes intereses, sabe que tocará a los poderosos, sabe que tocará a propios y cercanos y a los rivales y a los potenciales aliados, sabe que tocará las fibras del México que se resiste a irse porque le encanta la pinche vida de abusos, la vida del todos contra todos, la de la cubeta de cangrejos, la del influyente, la mordida y el compadrazgo, la de pasar de “panzazo”,  la de la mediocridad. ¿Sabrá Enrique Peña Nieto qué quiere hacer?

Sabrán los maestros qué hacer con sus alumnos, sabrán los padres de familia qué hacer en el seno de la misma, sabrán los religiosos qué aconsejar, sabrán los políticos y autoridades dónde esconderse, sabrán los estudiantes cómo quieren cambiar a su país, sabrán los empresarios cuál es el límite de su gula, sabrán los periodistas hasta dónde se apoya a un personaje y hasta dónde debe apoyarse la ética y la verdad, sabrán los “webones” cuánto les perjudica su cinismo, sabrán las madres de familia lo que significa criar rateros oportunistas.

¿Sabrán?

email: jorgediaz@live.co.uk

Twitter: @adejorge

Facebook: http://www.facebook.com/JorgeDiazElizondo

Google+:  http://gplus.to/JorgeDiazElizondo

Sitio web: http://goo.gl/KSWHW

Compartir