Laura Borbolla

En días pasados, la cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, junto con otros lineamientos legales a fin de tipificar como ilícito la actividad de realizar facturas no reconocidas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) conocido el tema como “las empresas factureras”.

Toda reforma legal, es digna de análisis; pero más una que se entrelaza con un tema preponderante para organismos internacionales como las Naciones Unidas (ONU); sí hay que recordar que México es país firmante de la Convención de Palermo, cuya finalidad es que los países firmantes cuenten con estándares internacionales para prevenir, sancionar y erradicar los fenómenos criminales vinculados con la delincuencia organizada transnacional.

Resulta necesario, que además de legislar para efectos internos, esta tarea debe ser con pulcritud y esto es respetando los estándares internacionales, la naturaleza del ilícito de delincuencia organizada se vincula con conductas muy específicas que nada tienen que ver con las empresas factureras.

Existen claros ejemplos de errores legislativos que han tenido como consecuencia la falta de efectividad en la aplicación interna de figuras jurídicas con estándares internacionales, por citar varios ejemplos, está la operación de recursos financieros de procedencia ilícita (lavado de dinero), al hacer la interpretación a la mexicana de la ley y las pruebas, ha tenido como consecuencia que al día de hoy a ningún capo de la delincuencia organizada se le haya desarticulado su poderío económico a pesar de haber sido capturado y extraditado, otro ejemplo es la mala forma de legislar la extinción de dominio, que hace que tengamos más abandono de bienes mal hechos e inconstitucionales como el del caso de Zhenli Ye Gon. 

Cumplir con los estándares internacionales y armonizar la legislación interna, es una tarea técnica, que cambiará de forma y fondo el funcionamiento institucional de México, no es fácil, requiere decisión y estudio. Ya que existen muchas formas de sancionar las conductas de las factureras, quizá hay que aplicar la teoría del delito, respecto de las agravantes de conductas ya tipificadas tanto en materia fiscal como penal. Esas son cosas de forma que hacen fondo.

Compartir