Compartir

Redacción ejecentral
Foto: Especial

Foto: Especial

El gobierno de Tamaulipas dio a conocer la muerte de “El Toro” y “Pancho” Carreón durante un enfrentamiento en Reynosa la madrugada de este sábado, lo que generó alarma e incertidumbre entre los pobladores.

Foto: Especial

Foto: Especial

Lo más cuestionable de este enfrentamiento es el elevado costo para los civiles; ya que por el abatimiento de tan solo dos líderes de células criminales, se generó una situación de alarma y gran incertidumbre entre los pobladores del lugar.

Foto: Especial

Foto: Especial

Francisco Carreón “Pancho Carreón”, estaba identificado por las autoridades como líder de una célula del “Cártel de los Zetas Vieja Escuela”; mientras que Julián Manuel Loisa Salinas “Comandante Toro”, era líder regional del Cártel del Golfo.

Foto: Especial

Foto: Especial

Los hechos ocurrieron pasadas las 2:00 horas del sábado en el bulevar Hidalgo a la altura de la Colonia La Cima y se extendió a zonas aledañas como Las Cumbres, La Cañada y Aztlán.

Autoridades federales, estatales y municipales blindaron los límites entre Nuevo León y Tamaulipas, después de la onda de violencia que se desató tras el abatimiento “Pancho Carreón” y “Comandante Toro”.

Con el fin de resguardar la seguridad en las carreteras entre Nuevo León y Tamaulipas, el Procurador neoleonés, Bernardo González Garza, indicó que se implementará un operativo en la región.

En entrevista para Milenio, González Garza detalló que ayer arrancaron un operativo hacia Reynosa y Laredo, cuidando ambos sentidos de la carretera y hasta los límites de Nuevo León; además de que tenía pleno conocimiento de los eventos en Tamaulipas.

Los reportes indican al menos 30 incendios y detonaciones en la capital tamaulipeca, derivados de estos enfrentamientos. MR

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Foto: Especial

Compartir