Compartir

AFP

Lima. El expresidente de Perú, Alberto Fujimori, condenado por delitos de corrupción y lesa humanidad en una base policial, fue trasladado de emergencia este viernes a una clínica por presentar problemas de hipertensión y arritmia cardíaca.

Lo hemos traído esta noche a la clínica. Él presenta una crisis hipertensiva con arritmia. Vamos a evaluarlo», dijo a la AFP Alejandro Aguinaga, médico de cabecera de Fujimori.

El exmandatario, quien cumplirá 79 años el 28 de julio, fue trasladado a la clínica peruano japonesa del distrito limeño de Pueblo Libre donde será sometido a exámenes. El resultado determinará si permanece hospitalizado o si retorna a la base policial, al este de Lima, donde está recluido.

El malestar de Fujimori se produce el mismo día que el presidente Pedro Pablo Kuczynski precisó que un eventual indulto humanitario al exmandatario no sería inmediato, como algunas voces especulaban, sino que dependerá del informe médico sobre el anciano dirigente, que espera recibir antes de fin de año.

La medicina no tiene plazo, obviamente no serán dos años, pero yo pienso que antes de fin de año podemos definir esto (el indulto) con opiniones profesionales, se seguirá la recomendación médica», dijo Kuczynski temprano a la radio RPP.

En mayo pasado, Fujimori estuvo una semana hospitalizado por una dolencia cardíaca.

El traslado del exmandatario a nosocomios ha sido recurrente en los últimos tres años, debido a la hipertensión arterial y una lesión cancerígena en la lengua por la que ha sido operado en cinco ocasiones y requiere evaluación periódica. También ha sufrido en ese lapso un leve accidente cerebro vascular.

Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, cumple una condena de 25 años de cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad durante su gestión, en el marco de la lucha contra la guerrilla de Sendero Luminoso.

«¡El indulto es un insulto!»

Al menos dos mil manifestantes marcharon en Lima la noche del viernes en protesta contra un eventual indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori, quien cumple desde 2007 una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad y que actualmente presentaría problemas de salud.

«¡El indulto es un insulto!» e «¡Indulto no, Patria sí!», han sido algunas de las consignas más coreadas por los participantes que exigen al presidente Pedro Pablo Kuczynski respetar su compromiso electoral de 2016 de no indultar a Fujimori.

En las elecciones de hace un año, Kuczynski venció por apenas 40 mil votos a la hija de Fujimori, Keiko, quien lidera una férrea oposición desde el Congreso que controla su partido, Fuerza Popular.

La protesta es la primera desde que Kuczynski aseguró, a fines de junio, en medio de una crisis de gobernabilidad, que había llegado el momento de evaluar el indulto. Su frase gatilló el rechazo en las redes sociales de los sectores que lo llevaron al poder en julio de 2016.

El mandatario descartó que en su reunión con Keiko Fujimori del próximo martes aborde el indulto, un tema que divide a Perú.

Un sondeo en mayo señaló que un 59% de los peruanos está a favor de indultar a Fujimori, quien cumplirá 79 años el 28 de julio y lleva 10 años preso. Su condena se cumplirá en 2032, a sus entonces 93 años. (FOTO: Ernesto Benavides / AFP) EC

Compartir