Foto: ejecentral

Compartir

Tomás de la Rosa

A un mes de que el actual gobierno cumpla su primer año, el precio de los combustibles aumentó por arriba de la inflación e, incluso, el precio de venta al consumidor es 29.5% mayor al registrado en Estados Unidos.

Pero en el tercer trimestre de este año, lo recaudado por el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) aumentó casi 54%, pese a que la economía registró su segunda contracción en el Producto Interno Bruto (PIB).

Para 2020, el gobierno ha asegurado que recaudará más de 342 mil millones de pesos en IEPS a los combustibles, según la Ley de Ingresos de la Federación, aprobada el lo general por el Congreso.

›Las gasolinas son el segundo mayor rubro que impacta la inflación, con 6.1 puntos porcentuales, sólo superado por 12 puntos porcentuales de 100 del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de la “vivienda propia”. El tercer rubro más importante son los precios de los productos de loncherías, fondas, torterías y taquerías con 4.6 unidades.

El mayor precio de las gasolinas, por arriba de la inflación, impacta negativamente al poder adquisitivo de un parte de la población en forma directa y en las familias con menores ingresos, el golpe a sus bolsillos es de forma indirecta por el mayor precio de las mercancías que adquieren, comentaron especialistas consultados.

7% de la gasolina que se vende en México proviene de China, lo que representa un millón 117 mil barriles en septiembre de 2019, según la Secretaría de Economía.

De acuerdo con cálculos realizados por ejecentral, apoyado en la base de datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Instituto Nacional Estadística y Geografía (Inegi) se muestra que en los primeros 10 meses de la actual administración la gasolina Magna y Premium registraron ocho incrementos reales o por arriba de la inflación, de diciembre a julio, y en agosto y septiembre tuvieron descensos reales en su precio de venta. 

Los datos recopilados por la CRE, de los reportados por permisionarios de estaciones de servicio de expendio al público en México (sin considerar la región de la frontera norte del país), la gasolina magna o regular se vendió entre diciembre y julio pasado (a valor presente a pesos de septiembre de 2019), fue de 19.28 pesos, 18.97; 19.40; 19.83; 19.60; 19.58; 19.45 y 19.45 pesos, respectivamente, lo que representó incrementos reales anuales de 12.8%; 7.9%; 6.7%; 8.0%; 5.7%; 4.2%; 2.7% y 1.3%, en el mismo orden. En agosto y septiembre pasado, se vendió en 19.34 y 19.37 pesos por litro, cotización que representó descensos reales anuales de 1.5% y 2.2%, respectivamente.

Sin embargo, en el promedio de 10 meses, la magna aumentó 4.4% y la Premium 2.9 por ciento. 

El diésel, de diciembre a septiembre tuvo 10 incrementos por arriba de la inflación, por lo que aumentó en promedio 7.5 por ciento.

El lunes, 4 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó en su conferencia matutina que “Hacienda, la Comisión Federal de Electricidad y Pemex tienen la instrucción de que se cumpla el compromiso de no aumentar en términos reales el precio de los combustibles”.

Como regularmente lo hace, reiteró, “el compromiso es no van a haber gasolinazos, no van a haber aumentos como era antes en los precios de los combustibles, ese es mi compromiso”.

Sin embargo, sólo en septiembre, el gobierno federal recaudó 22 mil 773 millones de pesos por concepto del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) a combustibles, eso fue 50.5% más, en términos reales (una vez descontado el efecto inflacionario). 

Este incremento contrasta con la baja de 0.6% en la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y con la reducción, también real, de 2.2% en el cobro del Impuesto sobre la Renta (ISR), según los datos de la Secretaría de Hacienda (SHCP).

Sólo en septiembre, el IEPS a gasolinas representa una tercera parte (31.5%) del IVA recaudado por 72 mil 292 millones de pesos. Del ISR que sumó 125 mil 818 millones, representa ya casi una quinta parte (18.1%). De hecho, para 2020, el gobierno espera recaudar 342 mil 54 millones de IEPS a combustibles, cifra que representará de cumplirse las metas, el 18.5% del ISR y el 33.9% del IVA.

En el tercer trimestre el IEPS recaudado fue por casi 71 mil 200 millones de pesos, 53.6% más, incremento que contrasta con la baja de 0.4% en el PIB del mismo periodo.

Esos recursos tributados impactan al consumo, al igual que la cautela de los consumidores ante la incertidumbre económica. Por ejemplo, recientemente Bank of America Merrill Lynch informó que el PIB de 2019 no tendrá crecimiento (ve un 0%) y para 2020 esperan una ligera alza de 0.9% en la economía mexicana.

Datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) que agrupa a más de 59 mil 300 tiendas como Soriana, Liverpool, El Palacio de Hierro, Sanborns, Oxxo, Home Depot, entre otras, muestran que en los primeros 10 meses del gobierno de López Obrador sólo registran tres meses con incrementos en las ventas de sus tiendas con más de 12 meses de operación.

Si bien, en el periodo de diciembre a septiembre de 2019 es mejor que el reportado al arranque del sexenio de Enrique Peña Nieto, que sólo tuvo un mes con crecimiento. 

Sin embargo, el mejor desempeño fue al inicio de la administración de Felipe Calderón que en ese lapso reportó siete alzas y tres retrocesos en las ventas de los socios ANTAD.

El estratega bursátil Jerónimo Cobián, en la casa de bolsa del Grupo Financiero Actinver, comentó que “el consumo se desaceleró desde que inició 2019 y para el próximo con una base comparativa débil y si se realizan hechos como el plan Nacional de infraestructura podría ver un poco más de optimismo y confianza para incentivar el gasto familiar en 2020”.

Marisol Huerta, analista de la industria de consumo en Banco Ve por Más, estimó para 2020 un “incremento muy marginal (en el consumo), esperando un catalizador como la inversión en infraestructura que impulse el empleo”.

Los analistas coinciden, que el consumo, de productos de la canasta básica está asegurado, no así productos electrónicos. 

Por ejemplo, la cadena de tiendas El Puerto de Liverpool, con 121 establecimientos en el tercer trimestre, las ventas en sus locales con más de un año de operación aumentaron 0.4% y de ellos los productos para niños, damas y cosméticos tuvieron “menor dinamismo”, mientras que la venta de artículos para caballeros, deportes y muebles tuvieron un desempeño “por arriba del promedio”.

Otro ejemplo del bajo poder adquisitivo recae en la venta de vehículos nuevos, que en octubre disminuyó 8.9% y con ello se ligan 29 meses de caídas, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Altibajos. El pasado lunes 4 de noviembre, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que la gasolina magna más cara se vende en Los Cabos, BCS, y la más barata en Villahermosa, Tabasco.

Pemex sigue siendo el rey

Datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) muestran que del precio que paga el consumidor por cada litro de gasolina, los impuestos representan 19%, menos de la mitad de 41% que aplica Pemex para las arcas de la nación.

De acuerdo al portal especializado Global Petrol Prices, el 28 de octubre, el precio de la gasolina al público en México fue 29.5% más cara que en Estados Unidos que se vendió en 78 centavos de dólar el litro, respecto del 1.01 dólares en México.

Un ejemplo de ese diferencial de precios y de salarios, para comprar 20 litros de gasolina en México una persona con el salario mínimo requiere 30 horas y en Estados Unidos, con su salario mínimo se necesitan 2.2 horas. Una diferencia superior a mil 300 por ciento.

Al respecto, el consultor privado en la industria energética en México, Ramsés Pech, sostuvo que “ese diferencial de horas trabajadas refleja el poder adquisitivo que se tiene la población mexicana respecto a los estadounidenses”.

Un punto a resaltar es que en Estados Unidos, sólo 0.53% o 432 mil trabajadores cobran el salario mínimo federal de 7.5 dólares (144 pesos) por hora y en México, es decir, 10.9 millones o 19.8% del total de trabajadores cobra un salario mínimo de 103 pesos diarios o su equivalente a 67 centavos de dólar por hora. El salario promedio en la Unión Americana es de 28.18 dólares (540 pesos) por hora, de acuerdo con del Departamento de Trabajo de Estados Unidos y del Inegi.

›Para el coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, José Ignacio Martínez Cortés, además del diferencial de precios con Estados Unidos, el impacto del precio de la gasolina en el consumo familiar también está relacionado con la inseguridad que se carga al precio final de los productos.

Respecto al ¿Quién es quién en los combustibles? que difunde todos los lunes el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, Pech dijo que el gran negocio no se llevan las estaciones de gasolina, es Petróleos Mexicanos (Pemex).

«La empresa productiva del Estado“vende combustible importado o nacional, controla el precio de la importación, controla el precio de la refinación, también controla el costo logístico y de almacenamiento. Debe tener además un muy descuento en el precio que compra a Estados Unidos, por el volumen”, aseguró Pech.

83% de la gasolina importada en México la realiza Pemex y 17% compañías privadas. La mayor parte proviene de Estados Unidos, Holanda, China, Corea, Singapur y Bélgica.

El especialista señaló que México importa 70 litros de cada 100 que vende. Por su parte, datos de la EIA, señalan que México es su mayor comprador con más de 56 litros de cada 100 que venden a más de medio centenar de países. 

“Para que baje el precio del combustible en México, (la Secretaría de Hacienda) debe hacer una revaloración de los impuestos que cobran. Es una cuestión de voluntad. Quieren que el IEPS sea una parte importante de la ley de ingresos, pero en contraparte habrá un fuerte decremento en el poder adquisitivo de la población”, porque en 2020 dicho impuesto se ajustará mensualmente con la inflación, refirió el consultor.

Considerando el fuerte diferencial de impuestos cobrados en México y Estados Unidos, el coordinador del LACEN, dijo que si el gobierno modifica el IEPS a los combustibles, “tendrá otra forma de reactivar el consumo familiar”.  

Datos de la Administración de Información Energética de EU muestran que del precio que paga el consumidor por cada litro de gasolina y los impuestos le representan 19%, menos de la mitad del 41% que aplica Pemex en México.

“El consumo se desaceleró desde que inició 2019 y para el próximo año, si se realizan hechos como el plan Nacional de infraestructura, podría haber un poco más de optimismo y confianza para el gasto familiar”. Jerónimo Cobián, Grupo Financiero Actinver

203 mil barriles de gasolina produjeron las seis refinerías de Pemex en septiembre de 2019, lo que implica una reducción de 5.7% respecto a la producción de septiembre del año pasado.

Compartir