Compartir

Marco Antonio Aguilar

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes reconoció que la caída del helicóptero donde murieron Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso y tres tripulantes más fue inusual, por lo que los componentes de la aeronave ya están en laboratorios de Italia, Estados Unidos y Canadá para analizar.

“Lo que hemos hallado hasta el momento es lo que se dijo, encontramos al helicóptero en una posición especial, vertical y con el rotor principal hacia el suelo, no sabemos si fue un componente, si fue una maniobra o un factor de cuestiones meteorológicas”, explicó el subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Morán.

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú reveló a quienes están participan en la investigación del accidente aeronáutico que dejó a cinco personas sin vida.

La Dirección General de Aeronáutica Civil  fue responsable de la investigación en su materia; mientras que el Gobierno de Puebla se encarga de la observación y el resguardo de componentes en el proceso de la investigación aeronáutica.

La Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República –hoy Fiscalía- y la Policía Federal apoyaron con la investigación aeronáutica.

El funcionario explicó que se encuentran analizando los restos del helicópteros cuatro instituciones investigadoras extranjeras independientes: Transportation Safety Board of Canadá, la National Transportation Safety Board (NTSB), European Avistion Safety Agency (EASA) y Agenzia Nazionale per la Scurezza del Volo (ANSV).

Detalló que los componentes de la aeronave hallados fueron enviados para su análisis en laboratorios de instituciones extranjeras.

Los estudios del sistema de transmisión y el rotor principal estarán a cargo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

Actuadores lineales: cabeceo (roll), alabeo (pitch) y guiñada (yaw) serán estudiados en Estados Unidos por National Transportation Safety Board (NTSB).

Mientras que los motores 1 y 2 se enviaron a Canadá, donde la corporación Pratt and Whitney se encargará de su revisión.

Además, Carlos Morán señaló que esta es una parte de la investigación, la cual fue dividida en la recolección de datos en sitio, obtención de información preliminar y envío de componentes a laboratorio, las cuales ya se realizaron.

Las siguientes etapas son: el análisis detallado en laboratorio, reporte de laboratorios a sus autoridades nacionales, integración de expedientes en cada país, envío de reportes a la DGAC, la integración de un expediente y el reporte final.

Revelóque ninguno de los expertos generó costo para México, pues es parte de los convenios internacionales el apoyo, el transporte de piezas y la investigación.

Compartir