Foto: Margarito Pérez Retana/Cuartoscuro

Compartir

Francisco Pazos

La inflación anual cedió durante la primera quincena de enero para ubicarse en 5.51%, luego de una racha alcista que se mantuvo durante casi todo 2017, con escaladas constantes en los precios para los consumidores.

A diferencia de lo que ocurrió en los primeros 15 días de 2017, cuando el consumo resintió los estragos de la liberalización de los precios de la gasolina y el diésel, en el mismo periodo de 2018 la presión inflacionaria anualizada se contrajo 1.26 puntos desde 6.77% con el que cerró el año pasado.

La cifra publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) respecto al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) dio un respiro para el poder adquisitivo de los mexicanos, al registrar el indicador más bajo desde marzo de 2017, cuando la tasa anual de la inflación se fijó en 5.42 por ciento.

Aunque el indicador anual reportó un retroceso en el comparativo mensual, la inflación avanzó 0.24%, respecto a 1.51% reportado por el Inegi para la primera quincena de 2017.

la cuesta de enero. El mazo inflacionario mostró incrementos en alimentos como la papa, y otros tubérculos, además de pepino, elotes, ejotes, gas LP y plátanos.

El índice al alza fue arrastrado por aumentos en precios de productos agropecuarios y de algunos energéticos.

Las cifras del Inegi mostraron que, de diciembre de 2017 a la primera quincena de este año, el precio del pepino avanzó 10.9%, mientras que el plátano lo hizo a una tasa de 9.69 por ciento.

En cuanto a energéticos, el costo del gas LP tuvo un ajuste de 3.8% y el de la gasolina de bajo octanaje avanzó 1.47 por ciento.

Sin embargo, el mazo inflacionario para la conocida cuesta de enero de 2018 golpeó con mayor fuerza en comparación con 2017. El INPC mostró que el precio de la papa y de otros tubérculos se incrementó 68.7%, el del pepino 29.6%, de ejotes 27.4, el gas LP 26.8% y de los plátanos 24.8 por ciento.

Otros productos y servicios que reportaron alzas entre 6.7 y 20% en la primera quincena de 2018, contra el mismo periodo de 2017, fueron el pescado, los calentadores para agua, las toallas sanitarias, el vino de mesa, la naranja, el chocolate, el transporte público y el huevo.

Compartir