Laura Borbolla

Seguramente todos podemos recordar las clases de matemáticas, en las que aprendimos a formar conjuntos, es decir, en agrupar elementos. Esa es la base de la “Teoría de los conjuntos”.

Algo tan simple como agrupar; puede ser la base de la solución de muchos problemas, la forma en que prácticamente se nos enseño es asociar ideas y objetos a partir de elementos básicos en común.

El ejemplo más común era, que del universo de frutas; se formara un conjunto de cada fruta, que estuviera en un frutero que tiene duraznos, mandarina, peras y manzanas el resultado era tener 4 conjuntos uno de cada fruta.

Lo siguiente era hacer la clasificación diferenciada y detallada de cada conjunto y se generan subconjuntos por ejemplo: si hay manzanas rojas y amarillas cada color de manzanas es un subconjunto del conjunto de manzanas.

La Teoría de los conjuntos se puede aplicar a cualquier cosa, es decir, se tiene que establecer primero el universo de objetos, ideas, etc. Y después los conjuntos que lo integran a partir de los elementos básicos que la diferencian.

Una pequeña complicación en la teoría de los conjuntos es la intersección de dos o más conjuntos, que forman un nuevo conjunto, con elementos comunes de los conjuntos de partida. También la intersección es el lugar en el que se encuentran o cortan dos líneas o la bifurcación de sentidos de un camino.

La intersección de conjuntos sin embargo, es la solución de algunas necesidades específicas, que generan un conjunto nuevo; derivado de algunas especificaciones y valores que permiten la jerarquización de los elementos básicos que componen el conjunto.

En el tema de las plantas y vegetales se pueden dar nuevas especies a partir de algo que se conoce como híbridos o injertos que es la combinación de dos conjuntos de frutas generando un fruto nuevo con características propias; pero con elementos básicos de sus conjuntos originales. Por ejemplo: la morambuesa, la fresapiña, el pluot, el plumcot y el mangopiña.

Si el conocimiento de la teoría de conjuntos lo aplicamos al México actual, nuestro universo estará conformado por poderes, leyes, servidores públicos, instituciones, sistemas, etc. Podemos establecer como una intersección de conjuntos la creación de la GN.

Del universo de sistemas tenemos que los conjuntos que lo componen, son el sistema de derechos humanos, sistema de justicia, sistema de seguridad, sistema económico-financiero, sistema anticorrupción y el sistema militar, por citar algunos de los que forman a México. Evidentemente, todos estos conjuntos tienen intersecciones que dan pie a la creación de subconjuntos; por ejemplo, el cruce del sistema de derechos humanos con el sistema de justicia generan el subconjunto de derecho al debido proceso, el cual tiene una serie de características de cada tema que lo forman, sin embargo el impacto es en quien lo aplica, en este caso un operador puede ser la policía que debe de saber y entender, que hacer del conocimiento de un detenido sus derechos, es aplicar el debido proceso como derecho humano y parte de la certeza jurídica que el Ministerio Público y Defensor harán valer ante el Juez.

En el caso del sistema anticorrupción y el sistema de justicia, tienen como subconjunto todas las leyes del orden administrativo y penal que establece conductas efectuadas por los servidores públicos y sus responsabilidades, se puede sumar el sistema económico-financiero y podemos encontrar como producto de esa bifurcación, ilícitos como el de lavado de dinero y la incursión de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Un último ejemplo es ver el conjunto del sistema de seguridad y la intersección que se hace con el sistema militar, que puede generar las características de la Guardia Nacional (GN), cuáles serían estas, por ejemplo, que los elementos cuenten con características como la disciplina militar, la formación policial, el manejo de estándares en materia de elementos básicos del primer respondiente, manejo de herramientas de técnicas disuasivas, técnicas de detención, conocimientos de debido proceso, cadena de custodia, entre otras.

De esta forma, la teoría de los conjuntos puede ser una herramienta básica, para la creación de una legislación orgánica de la GN, ya que sus componentes serán tres conjuntos; la policía naval, la policía militar y la policía federal.

Evidentemente la intersección de estos tres conjuntos, componentes de la GN es producto de la necesidad de salvaguardar el orden y mantener el Estado Democrático de Derecho, recuperar la paz y combatir la impunidad.

Entonces la base de la solución es la creación de un nuevo conjunto de servidores públicos con características específicas de cada uno. Tiene que ser un híbrido, así como las frutas, un injerto de una institución con la suma de las propiedades de otra, para obtener un conjunto de elementos nuevos que formen la GN.

La base será saber qué tipo de perfil queremos, como resultado de ese híbrido, ya tenemos una característica esencial de la GN, y es que tenga un mando civil.

Ahora necesitamos establecer los demás elementos básicos de cada conjunto y el perfil que queremos de la GN resultado de un ejercicio democrático y republicano que en este momento está en manos del Senado de la República, después de las legislaturas de los Estados ya que una reforma constitucional, requiere la aprobación de mínimo 17 congresos locales.

La tarea no termina ahí, habrá que generar intersecciones con el conjunto de la seguridad pública, además de formar conjuntos de personas que integren la GN, a partir de establecer una Ley Orgánica de la GN.

La reforma constitucional de la GN, requerirá que esa ley orgánica, establezca la organización, jerarquía, estructura organizacional, la estrategia de reclutamiento, formación, capacitación y certificación en estándares de competencia que permitan que de los conjuntos vinculados con la GN, como lo son el de policías estatales, municipales y de investigación también tengan sus puntos de intersección que permitan mejorar las condiciones del país y de todos los policías. Esa será una tarea de todos los tomadores de decisiones de forma que hagan fondo.

Compartir