Foto Artículo 19

Compartir

Jonathan Nácar

Con al menos diez periodistas asesinados en lo que va de este año, donde prácticamente el 100% de los casos, incluyendo las agresiones y desapariciones de comunicadores, México es en 2019 el país más mortífero para ejercer el periodismo en el mundo; lejos de solucionar la crisis, desde el actual gobierno, y particularmente por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador se fomenta un discurso de estigmatización y descalificación que incrementa el nivel de riesgo para los periodistas.

Así lo advirtió una misión internacional de 17 organizaciones avocadas a la defensa de la libertad de expresión, quienes tras entrevistarse con más de 30 periodistas en 19 entidades del país, reuniones con funcionarios del gobierno, dimensionaron “la grave crisis en materia de libertad de expresión que atraviesa México”, en la que exhortaron al gobierno a reducir en 2% anual (tres casos resueltos) el índice de impunidad en los crímenes contra la prensa que actualmente supera el 99 por ciento.

En conferencia de prensa, representantes de México, Austria, Canadá, Colombia, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra y Perú, integrantes de las 17 organizaciones que conformaron esta misión, las cuales incluyen a: Artículo 19, el Comité para la Protección de Periodistas, Reporteros sin Fronteras, Intercambio Internacional de Libertad de Expresión (IFEX, por sus siglas en inglés), así como la Federación Internacional de Periodistas, entre otras, la coalición internacional lanzó cuatro exhortos a fin de que la actual administración reconozca, primeramente, la gravedad del problema, y en consecuencia se comprometa a atenderlo.

En voz de Emmanuel Colombié, director de Reporteros sin Fronteras (RSF) para América Latina, estos compromisos consisten en: asumir la responsabilidad de reducir a 2% anual el nivel de impunidad de los crímenes (asesinatos, ataques, intimidaciones y desapariciones) cometidos contra la prensa mexicana; capacitar adecuadamente a los responsables de implementar el protocolo homologado de investigación de delitos contra la libertad de expresión.

Así como aumentar significativamente los recursos destinados al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; y el cese al discurso de estigmatización y descalificativos contra los periodistas y medios de comunicación, en particular por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fuego en lugar de protección

Durante la conferencia matutina de este miércoles, representantes de la misión internacional cuestionaron al presidente sobre esta situación, y particularmente sobre la estigmatización que el propio Presidente de la República ha fomentado, este lo negó, al igual que la vocería de Presidencia, a cargo de Jesús Ramírez Cuevas quienes aseguraron a las organizaciones que lo que se percibe como una estigmatización no es otra cosa que el debate estimulado por las conferencias del Ejecutivo.

“Nunca he utilizado un lenguaje que estigmatice a los periodistas. Yo quiero estigmatizar a la corrupción, no a los periodistas (…) Nosotros no utilizamos un lenguaje ofensivo, somos respetuosos, nada más que sí ejercemos nuestro derecho de réplica porque, como usted lo dice, también tenemos el derecho a manifestarnos, somos libres”, respondió el mandatario.

Foto Artículo 19

Ante la insistencia de Silvia Chocarro, representante de la misión internacional para la libertad de expresión en México, sobre las expresiones agresivas que ha hecho el presidente López Obrador, el mandatario evidenció una contradicción al señalar que, “siempre los he respetado a todos (los periodistas), no los veo yo como enemigos, sino como adversarios”.

Al respecto, Colombié señaló que esta postura del presidente “es irresponsable y peligrosa en un país como México donde al menos 10 periodistas han sido asesinados en este año (…) Es preocupante el clima de odio y sexista que hay en las redes sociales”.

Ni solidaridad, ni compromiso

La falta de compromiso por parte de las autoridades encargadas de disminuir los índices de la actual “impunidad agobiante y desgastante” fue otro de los llamados que la misión hizo a la Fiscalía General de la República (FGR), al reprochar que su titular Alejandro Gertz Manero rechazó reunirse con la misión, delegando la responsabilidad a funcionarios “que no comprometieron a reducir el índice de impunidad” de estos delitos.

Silber Meza, periodista, activista y fundador de Iniciativa Sinaloa destacó el hartazgo que colegas en todo el país han manifestado porque se mejoren sus condiciones y derechos laborales, en medio de un fenómeno de violencia criminal que resulta cada vez más complejo, e incluso sostuvo que la organización a la que pertenece ha sido blanco de amenazas.

“Hoy más que siempre los reporteros y activistas de Sinaloa y de los estados de la República necesitamos los ojos, y los apoyos moral, institucional, profesional y económico de las organizaciones nacionales e internacionales. No tengo duda, México se haya en un punto decisivo para su vida democrática, por eso es ahora cuando debemos unirnos para dejar a tras la censura, los golpes, las campañas negras, los daños patrimoniales, las demandas y los asesinatos de periodistas”, urgió.

Este viernes, la misión internacional prevé reunirse con funcionarios de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Segob que encabeza Alejandro Encinas, así como legisladores de la Cámara de Diputados a fin de plantearles la necesidad de reformas y un paquete legislativo en materia de libertad de expresión, que incluya la necesidad el secreto profesional para periodistas, así como mejoramientos en condiciones y recursos encaminados a fortalecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Compartir