Ana Saldaña

En esta época del año es frecuente toparte con todo tipo de artículos sobre vinos espumosos, no por nada, su consumo aumenta de manera significativa en esta temporada. Sin embargo, es poco común leer sobre las precauciones que debemos tomar al abrirlos.

Muchos al escuchar el sonido de “pop” que produce el corcho al salir de la botella pensamos en fiesta. Algunos también como parte de la experiencia agitan la botella. Tal vez en la Fórmula 1 está bien hacerlo, si se va a bañar al ganador con champaña, sin embargo, si hacemos esto en casa no sólo se desperdicia este vital líquido, sino que además inadvertidamente podrías estar poniéndote a ti mismo y a tus invitados en riesgo.

Desconozco la estadística sobre cuánta gente llegue a la sala de emergencias en México por un accidente causado por un corcho. Sin embargo, según un estudio publicado por la Revista Inglesa de Oftalmología en los Estados Unidos el 20% de todos los daños serios a los ojos se le atribuyeron al corcho de una botella de Champaña. En Hungría el 71% de los ingresos a hospitales con daños importantes a los ojos, fueron atribuidos a una apertura inadecuada de una botella de vino espumoso. En Hong Kong Dingxiang Loeng, un billonario chino, murió en 2016 por una hemorragia cerebral al ser impactado por un corcho en la sien al abrir una botella de champaña mientras celebraba su cumpleaños número 50.

Sin duda es un riesgo. De acuerdo con el profesor alemán Friedrich Balck de la Universidad Técnica Clausethal, una sola botella contiene cuatro veces más presión que la de una llanta de automóvil. Esta misma presión pueda lanzar el corcho a más de 40 kilómetros por hora si se agita la botella. Si se deja al sol sin agitar y está caliente, puede alcanzar hasta 100 kilómetros por hora. A esta velocidad el corcho puede romper hasta un vidrio ¿te imaginas lo que le puede hacer a tu ojo?

Sin embargo, todo esto no te lo cuento para que evites el vino espumoso a toda costa, sino para que tomes tus precauciones al abrirla. Para abrir una botella, te recomiendo seguir 5 pasos:

  • Lo más importante es nunca abrir una botella caliente. Asegúrate que esté totalmente enfriada. Si está caliente puede explotar inesperadamente.
  • Remueve la hoja de aluminio que cubre el cuello de la botella.
  • Sobre una mesa, apoya una mano sobre el corcho para sujetarlo firmemente y con la otra gira la jaula de alambre para retirarla.
  • Inclina la botella 45 grados y posiciónala en dirección contraria a ti y de los demás.
  • Con mucha paciencia, toma la parte superior de corcho firmemente y comienza a girar la botella hasta que el corcho se libere de la botella y escuches el “pop”.

Al seguirlos a la letra, te garantizo que podrás brindar con tus seres queridos sin contratiempos.

Estas fechas son para celebrar, para levantar tu copa, brindar y desearle a tus seres queridos todo lo mejor para este año que se aproxima. Espero que disfrutes mucho tus fiestas decembrinas. Y como este será mi último artículo del año, aprovecho para desearte una Feliz Navidad y que el 2019 esté lleno de salud, felicidad y prosperidad para ti y tus seres queridos. Espero que tengas un maravilloso año y recuerda; ¡hay que buscar el sabor de la vida!

Compartir