Víctor Sánchez Baños

Una conversación con un hombre inteligente es más provechosa que el estudio de muchos libros.

Henry W. Longfellow, 1807-1882; poeta estadounidense.

La noche del martes pasado, en el Senado de la República, legisladores del PAN se enfrentaron a las otras fuerzas políticas en la Cámara Alta, encabezadas por Morena y acuerpados por el PRI, PVEM, MC y otros partidos menores.

El motivo no es para menos. Era la sucesión en la Presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, donde la instrucción desde las altas esferas del poder en México, exigían que fuera la hija de Rosario Ibarra, Rosario Piedra Ibarra. La vida de ambas, estuvo marcada por la desaparición y, seguramente, asesinato, de Jesús Piedra Ibarra, quien se enlistó en la guerrilla de los años setentas.

Rosario Ibarra, salió a las calles a exigirle a los gobiernos, desde Luis Echeverría hasta Miguel de la Madrid, la aparición de su hijo. Al reunirse con algunos militares que se encargaron de la llamada “guerra sucia” de los setentas y ochentas contra grupos guerrilleros, le relataron una manera terrible manera como desaparecieron a su hijo Jesús y a decenas de guerrilleros que habían sido detenidos en aquel entonces.

La versión oficial fue que habían sido entrenados, en el marco de la guerra fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética en campos de Corea del Norte, Cuba e incluso la misma URSS. Esto los convertía en enemigos del sistema, lo que los llevó desde los primeros años de los sesentas a seguir el mismo camino que habían marcado Fidel Castro y su grupo “de barbones” en Cuba, para derrocar al gobierno de Fulgencio Batista, aliado a la mafia estadounidense. La guerrilla, era el camino romántico para hacer una revolución.

Pero dejemos la historia para ver lo que ahora ocurre en la política mexicana. El círculo cercano a López Obrador, ya se encuentra en el gobierno federal y en un tercio de los gobiernos estatales. Las instituciones autónomas, que surgieron como propuesta de la izquierda donde militó AMLO, como contrapesos al gobierno, poco a poco se sucumben ante la mayoría aplastante de los tres Poderes de la Unión.

Lo que se quejaba la izquierda y la misma derecha al colocar en sus liderazgos a “carnales”. Así, la 4T, inició con el Fiscal carnal, que recayó con Alejandro Gertz Manero. Lo mismo en la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y ahora en la CNDH.

Este organismo, que debe tener calidad moral total, ha sido para los gobernantes mexicanos una roca en el zapato. Las observaciones que hace les duele, ya que su “espíritu democrático” cae por los suelos al descubrir irse que desde los gobiernos se violan los derechos humanos.

Por ello, al frente de la CNDH debe estar alguien que no tenga ninguna sospecha que pueda actuar conforme a intereses personales o de grupo.

No dudo, en lo más mínimo, que Rosario Piedra, de la pulcritud como persona. Sin embargo, su militancia en Morena, el partido en el poder, la hacen ver como aliada al gobierno federal, como ha hecho púbicos comentarios en ese sentido. Es peligroso que los derechos humanos se manejen con una visión gubernamental. Las víctimas de abusos del gobierno federal o de gobiernos morenitas, serían simplemente atenuados u ocultados.

Reiteró, la historia de lucha por los derechos humanos de guerrilleros, opositores al gobierno como ocurrió con su hermano Jesús, podría ser una bandera para que no le tiemble la mano al momento de hacer observaciones al gobierno morenista.

Que no se convierta en una presidenta de la CNDH, carnal.

PODEROSO CABALLEROS: Aunque pareciera el mismo tema, pero el asilo político que le otorgó el gobierno mexicano al expresidente boliviano Evo Morales, toma matices diferentes. Llegó al país, pero amenazó a convertir la casa que le da asilo, en su plataforma de operaciones políticas para retomar el poder en Bolivia. Salió de su país no como un perseguido político. Dice que un militar lo extorsionó, momentos antes de partir de Cochabamba, con 50 mil dólares, que no aclaró si los entregó, para no matarlo y dejarlo ir. Esto le dio miedo y, para él es la señal que lo querían matar. La verdad, fuera de la demagogia de un político mentiroso, es que salió por que había cometido un fraude electoral para perpetuarse en la Presidencia Boliviana. Esto no lo aclara. Su comportamiento del domingo pasado, dibuja perfectamente al agricultor de hojas de coca que saborea las mieles del poder y quiere perpetuarse. Dice que su pecado es ser indígena y cocalero. Que no se confunda Evo. Su pecado es haber manipulado el proceso electoral, con trampas y artilugios para quedarse otros 5 años en la presidencia. Eso es un delito en cualquier parte del mundo. El pecado de muchos indígenas bolivianos, es ser pobres y el pecado de Evo fue haber hecho creer al mundo que habían salido de la pobreza extrema, cuando era falso. Eso se llama traición a los pobres. Ahora, cómodamente está en México. La justificación del gobierno mexicano, expresada por el canciller Marcelo Ebrard, que el asilo se dio por razones humanitarias, no tiene justificación. No se fue a Venezuela, donde la situación económica es caótica, gracias a su presidente Nicolás Maduro. Tampoco aceptó a Nicaragua, donde el presidente socialista Daniel Ortega, también perpetuado en el poder, tiene a un país sumido en la miseria. Prefiere a México, donde aún en los estantes se pueden encontrar varias marcas de jabones, quesos, cereales y alimentos. Eso de ver tanta pobreza como la qué hay en Bolivia, de verdad es deprimente. ¿Verdad, Evo? No fueron razones humanitarias en el asilo. Fueron razones políticas. *** En el Congreso existen 19 iniciativas de ey sobre la subcontratación que reflejan tres posturas de los actores político, empresarial y sindical. Las propuestas de diputados y senadores se clasifican en quienes quieren dejar las cosas como están, aquellos que de plano quieren desaparecer la figura y, los que están porque se regule el outsourcing. La iniciativa más realista, más sensata y propositiva para la economía que tiene a casi 8 millones de personas en este modelo de trabajo es la del diputado de Morena Ulises Murguía, en cuya propuesta destacan: Genera empleos, apoya el crecimiento de la economía; acentúa la regulación y el uso adecuado del régimen; reconoce derechos laborales y de seguridad social y aporta elementos de certidumbre y certezas al régimen como la creación del registro de empresas de subcontratación. En suma, es una iniciativa que respeta los derechos laborales de los trabajadores, promueve la inversión y el empleo y coloca a México frente a Estados Unidos y Canadá en condiciones equitativas de competencia.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Grupo Bimbo, con el liderazgo de Daniel Servitje, cuenta en México con 36 nuevos proyectos de eficiencia energética. Tan sólo en el 2018 iniciaron operaciones 10 plantas. Uno de estos sistemas es el techo solar instalado en el edificio corporativo, conformado 308 paneles solares, y capaz de proveer el 20% de la energía que consume la instalación. La marca está próxima a inaugurar el techo solar más grande de México y el segundo en América Latina; pero sus esfuerzos no se detienen ahí. En el proyecto las empresas IDEAL y Enlight.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Compartir