Eje Central El portal de noticias y análisis político en México.

Viernes 28 de abril, 2017 | 4:53 pm

El país que queremos

Ricardo Eguia | Lunes 20 de marzo, 2017

PREMISA MAYOR La columna de Ricardo Eguía Valderrama

Nunca supuse tener elementos para hablar bien de Mr. Trump…

 

Lo encontré de chiripa (le llaman serendipia) fue de manera accidental y es un hallazgo valioso…

 

Los hechos estaban ahí a la vista pero difuminados, relegados, olvidados por las entendibles y justas estridencias contra el muro,  las deportaciones masivas, los impuestos fronterizos a las exportaciones y la eventual renegociación agresivamente condicionada del TLC…

 

Cosas veredes diría el clásico…todo me resultó insólito por decir lo menos que Mr. Trump a través de su Secretario de Comercio Wilbur Ross ante el Congreso de los EUA al precisar con nitidez sus precondiciones para renegociar o no el TLC definió con brutal rotundidad lo que la mayoría de los mexicanos queremos como país…

 

Que conste aquí no caben frases como aquella de que para no ser víctima de nuestras palabras, debemos ser dueños de nuestros silencios o la más trillada de que el que calla otorga pues el que calla simple, lisa y llanamente no dice nada…por ello coincidiendo con Savater me ubico en la obligación del que escribe que asume con claridad los hechos sin rehuir al choque de lo paradójico como es el caso…

 

Wilbur Ross se pronunció contra el viejo recetario neoliberal mexicano y de un TLC que no va más allá del comodino modelo maquilador…

 

 

El ahora Secretario de Comercio de los EUA adelanta los pre requisitos para renegociar el TLC con México y precisa la necesidad de eliminar lo que considera ventajas mexicanas indebidas en el intercambio comercial con piso parejo apurando a nuestro país para que abandone viejas ideas fijas y a pensar diferente el modelo tecnocrático neoliberal repetitivo, desfondado, sesgado, desigual e injusto y enumera esas ventajas inadmisibles empezando por “el abuso en la atracción de inversiones en plantas industriales mediante el regalo de terrenos, de servicios públicos, exenciones de impuestos y poca o nula aplicación de regulaciones ni respeto a las normas ambientales”.

 

También considera desleal ventaja que México pague salarios muy bajos como simplista fórmula para atraer inversiones añadiendo que por décadas se ha infringido el TLC como herramienta para reducir la brutal asimetría (que no lo es tanto con Canadá) en los niveles de vida entre los tres países signatarios y que sobre estimula la migración indocumentada desde nuestro país.

 

Ante su Congreso y en su audiencia de confirmación el Secretario Ross agregó que desde 1994 al 2016 los niveles de vida entre México y EUA son aún más desiguales que antes de la firma del TLC ya que al trabajador mexicano se le pagan desde ochenta pesos al día y hasta tres salarios mínimos, mientras que en su país el salario mínimo por hora es de $7.25 dólares o $58 dólares por jornada de ocho horas.

 

Adelanta el Secretario Ross que pesarían y pasarían como dumping  inaceptable el endeble comportamiento del peso subvaluado sin bases económicas, ni piso ni soportes en la macroeconomía sino solo especulación,pretextos y pánicos inducidos reiteradamente para culpar a la abstracción, más no a la manipulación o los trucos para mantener la moneda mexicana baja y elevadas tasas internas para atraer la inversión coyuntural extractiva y escaso avance económico.

 

En este rubro de la paridad el Secretario Ross sostiene la necesidad de estructurar un mecanismo eficaz para estabilizar el tipo de cambio del peso mexicano para que no sea ventaja indebida la sub-valuación.

 

Suena a trinar de pajaritos y a miel sobre hojuelas para la mayoría de los mexicanos cuando el Secretario Ross dice: A México le faltan varias condiciones previas para renegociar el TLC como: Un sistema financiero y bancario que cumpla con créditos a las actividades productivas, no solo al consumo y a tasas de usura; así como fuentes de energía eficientes con tarifas y precios competitivos; más tecnología e innovación que aumenten la productividad…

 

Ross en su sesión de confirmación ante el Congreso critica abiertamente con su propio enfoque y terminología los magros resultados de la Reforma Financiera, de la Reforma Energética, de la Reforma Fiscal y de la Reforma Laboral así como la falta de vinculación de la educación con la ciencia, la investigación y la tecnología que permita una verdadera planta industrial nacional que no solo saque provecho de la mano de obra barata aplazando décadas en espera de regalías elevadas para invertir lentamente en esos rubros fundamentales que permitieran  crecer económicamente y crear empleos bien pagados.

 

¡Ahora resulta que el país que queremos la mayoría de los mexicanos es exigencia de Mr. Trump!!!

 

Luego entonces no es solo lo que como plañideras a sueldo aquí propalan los tecno-neoliberales y sus voceros en los medios “bien maiceados” que todo el problema bilateral lo reducen al muro, las deportaciones masivas y las jugosas remesas de los millones de paisanos que el modelo maquilador desfondado obligó a migrar y hoy son perseguidos con atroz barbarie y arbitrariedad.

 

Tampoco es solo el déficit comercial favorable a México; el problema es mucho más de fondo como lo sostiene el Secretario Ross que se quedó corto en cuanto a los añejos y  nuevos desequilibrios estructurales de la emproblemada economía mexicana que acumula un enorme déficit de cuenta corriente que se encubre por las remesas de los migrantes y que en el 2015 superó los $57 mil millones de dólares (más del 5% del PIB) que con los $24,000 millones de dólares en remesas disminuyó y por eso se le ubicó en un parámetro aceptable del 3% del PIB.

 

Los dogmas del conservadurismo neoliberal mexicano decían que el TLC significaba la olla de oro al final del arcoíris…y lo fue, lo sigue siendo para una oligarquía sórdida, depredadora, saqueadora y sin llenadera.

 

No olvidar que la globalización neoliberal en México solo ha sido el domo, el techo bajo el cual el gran capital ha impuesto una acelerada era de saqueo, colonización, destrucción del medio ambiente y la precarización aberrante del empleo hundiendo de manera insalubre el mercado interno, aumentando la informalidad y cancelando el futuro de las nuevas generaciones.

 

¡El modelo maquilador del TLC desde el enfoque reduccionista del gobierno y de los grandes empresarios mexicanos por más de 20 años ha dejado a México sumido en el peor desastre económico y social después de renunciar a proteger los recursos nacionales y estratégicos utilizando el pretexto modernizador de saliva para permitir la penetración e increíble saqueo de recursos energéticos, financieros y mineros prometiendo una y otra vez  el primer mundo y como bien lo asevera el Secretario Ross,  mantener hundido a México en el quinto mundo!

 

Todo ello merece un análisis exhaustivo de un país cuyas élites se refocilan y regodean repitiendo las mismas políticas económicas fracasadas y obscenamente desastrosas con las que anclan, hunden al país y que como decía Alfonso Reyes hacen que México siempre llegue tarde al banquete de la civilización y de todos los avances en el mundo.

 

 

 

 

email: eguia.associates@gmail.com

twiter:  @REguiaV

 

facebook: https://www.facebook.com/ricardo.eguiavalderrama?fref=