Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseguró que se encuentra preocupado y sorprendido por la eliminación de la regulación asimétrica en Pemex TRI, hecha por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), pues considero que con ello se afecta de manera grave la libre competencia en el mercado de petrolíferos en México.

En un comunicado, el organismo del sector privado apuntó que se genera incertidumbre y se vulnera la confianza de los inversionistas y los consumidores finales, puesto que ahora Pemex podrá ejercer su posición dominante en la venta de hidrocarburos sin restricción alguna en el país.

El CCE, recordó que el gobierno federal se había comprometido a no introducir modificaciones en la regulación del ámbito energético, y la medida es un nuevo cambio de reglas de juego, que se suma a la decisión tomada sobre los Certificados de Energía Limpia (CEL) en fechas recientes.

Expuso que estas decisiones no abonan a mejorar el clima de negocios, y tampoco representan una ventaja importante para Pemex o para la Comisión Federal de Electricidad.

Indicó que la decisión tomada por el gobierno genera un clima de incertidumbre en el marco regulatorio existente, destruye la certeza jurídica, afecta el clima de inversión e inhibe la participación de mayores prestadores de servicios y de una oferta diferenciada en beneficio del consumidor.

Por ello, el CCE exhortó a las autoridades del sector, y en particular a los órganos reguladores en materia energética, a reconsiderar las resoluciones antes expuestas.

El sector energético es uno de los principales detonantes de la inversión en México y “la apertura a la participación privada en dicho sector permite complementar las inversiones necesarias para detonar un plan de inversión que permita atraer capitales que generen empleos y crecimiento económico”, argumentó.

La CRE dejó sin efecto un acuerdo que prohibía a Pemex Transformación Industrial (TRI) imponer, de manera libre, los precios de venta de primera mano de diésel y gasolinas a sus competidores.

Así, la empresa productiva del Estado podrá fijar la tarifa en la que venderá los combustibles que produce e importa a las empresas privadas que distribuyen las gasolinas a los usuarios finales en el país. (Con información de Notimex) NM

ES DE INTERÉS

Compartir