Compartir

Redacción ejecentral
Foto www.mientrastantoenmexico.mx

Foto www.mientrastantoenmexico.mx

El priista, Antonio Enrique Tarín García, acusado de desvío de recursos en el gobierno de Chihuahua durante la administración de César Duarte, solicitó por escrito que la Cámara de Diputados le tome protesta, y la Mesa Directiva decidió turnar su petición a la dirección jurídica, para determinar si procede.

Tarín sostiene que no es prófugo de la justicia, como definió la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, y el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en San Lázaro quien se deslindó de Tarín y expuso que no obsequiará, de ninguna forma, la petición “hasta que solvente en el ámbito legal, todas las denuncias en su contra”.

Los días 28 y 29 de marzo pasados, el priista se escondió en el Palacio Legislativo de San Lázaro, para no ser aprehendido luego de que la fiscalía de Chihuahua  envió a la Mesa Directiva un oficio donde le informó que se había girado una orden de aprehensión por presunto peculado de 300 millones de pesos, cuando fue titular de Adquisiciones en el gobierno de César Duarte Jáquez, también buscado por la justicia.

En las últimas horas del 29 de marzo, recibió la notificación de que le fue suspendida provisionalmente la orden de aprehensión en su contra.

“El 4 de abril presenté un escrito ante el fiscal de Chihuahua, para que me informara si existía un procedimiento penal en mi contra, y el 5 de abril contestó e informó que mi petición había sido enviada al Fiscal especializado en investigación y persecución del delito”, señaló en la misiva.

Esa fiscalía, alegó, no ha respondido “con lo cual se acredita que en todo momento he estado en completa disposición de acudir ante cualquier mandamento judicial y a la atención de cualquier diligencia ministerial en la que se me requiera, sin embargo hasta la fecha no he sido formalmente notificado de la respuesta que, en su casa, pudiera haber recaído a la petición planteada”. Consideró que es necesario que se respeten sus derechos humanos.

Compartir