Foto: Internet

Compartir

Anayeli Tapia

Al cierre de las campañas electorales y a días de que se realicen la votaciones del 1 de julio, 132 políticos fueron asesinados en todo el país, lo cual representa un aumento de cuatro mil 500%, comparado con el proceso electoral del 2012, en el que sólo se reportó la muerte de nueve políticos y un candidato, reveló el más reciente informe de Etellekt.

Rubén Salazar, director de la consultora, puntualizó que se han registrado más de 550 agresiones contra candidatos y funcionarios en 350 municipios del país, asimismo, han sido asesinados 50 familiares de políticos.

Foto: Etellekt

Foto: Etellekt

El 80% de los asesinatos y agresiones que se registraron fueron contra candidatos que aspiraban principalmente a cargos municipales, patrón que podría deberse a “problemas de gobernabilidad” y que se agravaría en un futuro si luego de las elecciones se dan alternancias.

(Las alternancias) han dejado sueltas todas estas estructuras políticas que, en muchos, son las grandes familias quienes controlan el poder en estos espacios, con una mayor capacidad para definir quién puede o no ser candidato”, dijo Salazar a Aristegui Noticias.

Las cifras más recientes de Etellekt dejan ver que del 8 de septiembre del 2017 a la fecha, de los 132 políticos asesinados, 28 eran precandidatos y 20 más candidatos registrados.

Rubén Salazar expuso que la responsabilidad de este fenómeno no sólo debe recaer en el gobierno federal, sino también a los partidos y al Instituto Nacional Electoral (INE).

La cultura democrática-cívica tiene que desarrollarse desde la gente que está encargada de poderla promover y construir niveles de participación política que hay que son más amplios que los partidos políticos”, aseveró. (Con información de Aristegui Noticias). AT 

Compartir