Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro

Compartir

Oscar Santillán

Rosario Robles Berlanga ya contrató abogado y su nombre es Julio Hernández Barros, el excomisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas (CEAV).

La exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social, contrató al que fuera el primero de los encargados de atender a las víctimas de la violencia en la administración de Enrique Peña Nieto y que cuestionaran algunas organizaciones al considerar que se utilizaba su cargo para autopromocionarse.

Hernández Barros es doctor en derechos, tiene más de 12 años de experiencia en el litigio penal, y entre sus clientes se encuentra Gustavo Rodríguez González, exdirector de Comunicación Social de la Sedatu, cuando Rosario Robles presidia dicha secretaría. El Órgano Interno de Control inhabilitó y multó al exfuncionario por considerar que existieron irregularidades en el pago de la campaña mediática Cruzada Nacional contra el Hambre, que se realizó en febrero de 2015, lo que derivó en un daño patrimonial por 175 millones 411 mil 524 pesos. 

Julio Hernández Barrios es socio del bufete Hernández Pliego y coautor de los libros La Violencia intrafamiliar en la Legislación Mexicana  y de Propuestas de Reformas Constitucionales.

El diario Reforma publicó en octubre de 2018 que la esposa del litigante, América Alejandra Nava Trujillo fue titular del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Desarrollo Social, por lo que desde su cargo tuvo conocimiento del expedientes iniciado por el presunto desvío de recursos de la dependencia en la gestión de Robles Berlanga. A lo que Hernández Barros respondió entonces que su esposa no le dio acceso al legajo.

Compartir