Así se vio la capital este miércoles por la mañana. Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y la organización ambientalista Greenpeace México denunciaron que el gobierno federal y los gobiernos estatales, lejos de atender la problemática de la contaminación “persiste la simulación” para dar soluciones.

“Ejemplo de ello es que no se han actualizado las Normas Oficiales Mexicanas que regulan los límites máximos permisibles de emisiones contaminantes y la calidad de los combustibles, ni las de salud ambiental para homologarlas con los estándares que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, señalaron en un comunicado conjunto.

Recordaron que, según datos recabados en su el informe ‘No apto para pulmones pequeños’, presentado en 2018, “en México mueren cada año al menos mil 680 niñas y niños menores de 5 años de edad por enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire”.

Por si fuera poco, enfatizaron, “el número de muertes atribuibles a esta causa ha incrementado casi 60 por ciento entre 1990 y 2015, debido a las altas concentraciones de contaminantes, la gran mayoría vinculadas con el uso de transportes como el automóvil”.

De acuerdo con el informe, la exposición continua a dióxido de Nitrógeno “se relaciona con diversas enfermedades de las vías respiratorias como disminución de la capacidad pulmonar, bronquitis agudas, asma y se considera el culpable de los procesos alérgicos, sobre todo en niñas y niños, así mismo se ha asociado las exposiciones crónicas a bajo nivel con el enfisema pulmonar y con otros efectos menores como la irritación ocular y de las mucosas”.

Como lo hicieron el año pasado en la presentación del documento, la REDIM y Greenpeace insistieron en la urgencia de “generar, y homologar en todo el país, políticas públicas dirigidas a mejorar los sistemas de información de los efectos de la calidad del aire en los derechos de las niñas, niños y adolescentes”.

Las organizaciones recordaron a Claudia Sheinbaum, que además de ser jefa de Gobierno de la CDMX, también es presidenta del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes creado por mandato de la Ley General en la materia de 2014, por lo que hicieron un llamado para que cumpla con su obligación legal de avanzar en la construcción de una política pública integral para garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes en México en particular el derecho a la salud y a un medio ambiente.

La CNDH también urge a atender el problema

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también expresó su preocupación por el agravamiento de las condiciones ambientales de la calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México y exhortó a las autoridades federales, estatales y municipales o de alcaldías a adoptar con urgencia las medidas necesarias y pertinentes para salvaguardar la salud de las personas, especialmente de niñas, niños, personas mayores y «de quienes por su condición de salud las condiciones ambientales adversas puedan propiciarles un impacto diferenciado en sus derechos fundamentales».

De igual manera, subrayó la obligación de las autoridades de informar oportunamente a la población sobre el estado que guarda la calidad del aire, los posibles efectos negativos en la salud y los mecanismos de protección adoptados, como consecuencia de las altas concentraciones de partículas PM2.5 en la atmósfera, acentuada por las variables climatológicas presentadas en los últimos días.

LGG

Compartir