FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

La falta de experiencia de Pemex en la construcción de refinerías podría elevar el costo del proyecto de Dos Bocas, Tabasco, estimó Moody’s Investors Service.

Es probable que la refinería termine costando más de los 10 mil millones o 12 mil millones de dólares sugeridos por las empresas privadas participantes en la licitación y tome más tiempo de los tres años anticipados por el gobierno mexicano para su construcción,

Dada la falta de experiencia del gobierno (y de Pemex) en la construcción de refinerías, es probable que el proyecto termine costando más y tome más tiempo de lo que anticipa el gobierno, lo que crea mayores presiones sobre los recursos fiscales”, menciona en su análisis la calificadora.

El pasado 9 de mayo el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la licitación fue declarada desierta para el proyecto de la refinería, dado que el presupuesto que entregaron las empresas convocadas superaba los 8 mil millones de dólares previstos para el proyecto.

“Con el tiempo, esto llevará a un mayor drenaje de los recursos fiscales, dado que Pemex ya necesita apoyo soberano para estabilizar sus finanzas. El costo de la construcción de la refinería sería un costo adicional para su situación financiera”, comentó.

El propio López Obrador anunció que la construcción comenzará el 2 de junio próximo y concluiría en mayo de 2022, y será administrado conjuntamente por Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía (Sener).

La calificadora internacional señaló que algunos observadores vieron el anuncio del gobierno mexicano de declarar desierta la licitación internacional, como un medio para demorar y finalmente dejar de lado el proyecto.

Pese a ello, afirmó, genera mayor preocupación sobre la previsibilidad de las decisiones de política del gobierno, especialmente después de la cancelación del proyecto del aeropuerto en octubre pasado, y sobre las consecuencias para la confianza de los inversionistas, una deuda razonable y el crecimiento.

Nuestro supuesto base asume que el proyecto podría terminar costando más de los 10 mil a 12 mil millones de dólares sugeridos por las licitaciones, dado el limitado conocimiento del gobierno en la construcción de refinerías”.

La calificadora estimó que si no se invierte adecuadamente en el mantenimiento, surgen dudas sobre el compromiso y la capacidad de Pemex para construir la refinería.

En su opinión, en escenario alternativo en el que el proyecto no se completa debido a su complejidad técnica y la incapacidad del gobierno para ejecutarlo, también podría darse.

Moody’s anticipó que las consecuencias para el perfil crediticio de México dependerán en parte de si continúa socavando la confianza del mercado, frenando aún más la inversión ya deprimida y pesando sobre las perspectivas económicas de México.EM

Compartir