Foto: Cuartoscuro

Compartir

Oscar Santillán

La Reforma Educativa, uno de los ejes de la política social del sexenio de Enrique Peña Nieto, no garantizó la mejora educativa en el país. Tampoco mejoró el aprendizaje ni evitó la deserción escolar y se desperdiciaron recursos, así lo concluyó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su tercera entrega de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2017.

Entre los errores de implementación que presentó se encuentran: la ambigüedad de su marco normativo, la falta de armonización de las disposiciones federales y estatales para la profesionalización de los maestros, y la carencia de una planeación estratégica y presupuestal de mediano y largo plazo.

›“La falta de un modelo adecuado de evaluación que articule la información de los componentes y resultados del SEN (Sistema Educativo Nacional), conllevan el riesgo de que, aun con la materialización de la Reforma Educativa, no se logre mejorar la calidad de la educación, ni elevar el nivel de aprendizaje de los alumnos”, concluyó el ente fiscalizador.

La ASF detalló que no se establecieron mecanismos de seguimiento y sanción que aseguraran que la evaluación interna se aplicara en todas las escuelas de educación básica. “La Reforma Educativa de 2013 propició un rediseño en el sector educativo, al modificar ciertas atribuciones de los entes preexistentes, como la SEP y el INEE y crear otros nuevos, como la CNSPD y la CG@prende.mx; sin embargo,  (…) se identificó que no se establecieron mecanismos claros de control ni de seguimiento, que garanticen que los entes participantes realicen las tareas mandatadas en la normativa, ni de coordinación, que especificaran la forma en que los responsables tenían que trabajar en conjunto”.

Retrato_Emilio_Chuayffet-3 (1)

En el aspecto presupuestario también existieron errores. La Auditoría identificó que el comportamiento de los recursos destinados a la implementación de la Reforma Educativa fue inercial y no constante, ya que no hubo planeación de mediano y largo plazo para determinar si el presupuesto era suficiente. En el ámbito estatal, apuntó, no existieron mecanismos eficientes para verificar que los recursos destinados a los estados se aplicaran debidamente.

Sin mejora en aprendizaje

El establecimiento del Servicio Profesional Docente obtuvo una calificación deficiente. La ASF detectó que no existieron mecanismo de control que permitieran asegurar que las plazas de ingreso y ascenso se otorgaran a los maestros que obtuvieran los mejores resultados.

Además, el ente fiscalizador se percató que pese a la implementación de la Reforma Educativa no existió una mejora generalizada y homogénea en el nivel de aprendizaje de los estudiantes de primaria y secundaria, pues persistieron las brechas entre los estados, según arrojó una comparación hecha por los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA) 2015, 2017 y 2018.

“En primaria, de 2015 a 2018, en lenguaje y comunicación, 13 estados mejoraron sus resultados, 12 empeoraron y 3 se mantuvieron igual, mientras que en matemáticas 14 tuvieron resultados positivos, 13 negativos y uno no tuvo cambio. En secundaria, de 2015 a 2017, en lenguaje y comunicación, 11 estados mejoraron sus resultados y 18 empeoraron, mientras que en matemáticas 18 registraron resultados positivos, 10 negativos y uno se mantuvo igual”.

Y aunque en la administración de Peña Nieto se argumentó que la Reforma Educativa mejoraría la calidad educativa y se reduciría el abandono escolar, esto no pasó. “La eficiencia terminal, en secundaria, disminuyó en 1.7 puntos porcentuales, al pasar de 87.7% en 2013 a 86.0% en 2018, y en primaria, en 1.1 puntos porcentuales, al pasar de 96.8% a 95.7%”.

En el caso del abandono escolar en secundaria se incrementó 0.6 puntos porcentuales, al pasar de 4.1% en 2013 a 4.7% en 2018, y en primaria, se encontró en 0.8% al inicio y al final del periodo, por lo que no se mostró ningún descenso.

Escuelas sin impacto

Ninguna de las 25 mil 134 escuelas de Tiempo Completo que la SEP contempló para el ciclo escolar 2017-2018, pudo demostrar que funcionaron para mejorar la calidad educativa de tres millones 579 mil 534 alumnos matriculados en esos centros educativos.

“A 2017, la SEP desconoce la contribución del Programa Escuelas de Tiempo Completo en la mejora de la calidad de los aprendizajes de los alumnos en educación básica, ya que careció de métodos específicos para conocer el nivel del logro educativo alcanzado por los alumnos que cursan sus estudios en las escuelas incorporadas al programa, y de criterios para asegurar que la jornada escolar de entre 6 y 8 horas es suficiente para el desarrollo académico, deportivo y cultural de los educandos”, determinó la ASF.

Pese a contar con un presupuesto de 9 mil 369 millones 258 mil 100 pesos, la SEP sólo otorgó servicios de alimentación a menos de la mitad, 11 mil 319 escuelas, por lo que no benefició preferentemente a los alumnos en situación de vulnerabilidad o en contexto de riesgo social. En consecuencia, la Auditoría solicitó la intervención del Órgano Interno de Control y de las autoridades recaudatorias con motivo de una irregularidad detectada.

Becas sin acreditar

A la Secretaría de Educación Pública le falta por comprobar 5 mil 515 millones 525 pesos otorgados al Programa Nacional de Becas en 2017. Según lo detectado por la Auditoría, la dependencia entregó apoyos por cinco millones 398 mil 200 pesos a becarios que no cumplieron con los requisitos; otorgó 52 mil 900 pesos a estudiantes de educación media superior de quienes no se acreditó que fueran elegibles para recibir el dinero y además hizo pagos improcedentes por 62 mil 600 pesos a estudiantes egresados o que se habían dado de baja. Por otra parte, hasta ahora no comprobó el reintegro de 64 mil 400 pesos a la Tesorería de la Federación por apoyos que no fueron cobrados por los estudiantes.

Los principales lineamientos de la reforma educativa impulsada por peña nieto eran: erradicar la venta y herencia de plazas magisteriales, y realizar exámanes para adjudicar puestos de trabajo o determinar la permanencia de los docentes.

Coautores.
 Aurelio Nuño y Emilio Chuayffet, titulares de la SEP en el sexenio pasado, fueron los encargados de aplicar la Reforma Educativa.

EL DATO:MIL 515 MILLONES de pesos no pudo comprobar la SEP como parte del Programa Nacional
de Becas.

ES DE INTERÉS

Pemex, en quiebra técnica

Compartir