Compartir

Juan Carlos Rodríguez

Redes Sociales Progresistas (RSP), proyecto apadrinado por Elba Esther Gordillo y que está a punto de conseguir su registro como partido político, irá a la conquista del voto de  millennials y centennials, pero también tiene la mira puesta en quienes no se sienten tomados en cuenta por la 4T.

René Fujiwara Montelongo, nieto de la maestra Gordillo y prospecto para ser dirigente nacional de las RSP —movimiento que se gestó en 2018 para apoyar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador— dijo que los dirigentes de Morena han cometido el error de polarizar al interior del movimiento y de excluir a muchos sectores de participar en la Cuarta Transformación que quiere impulsar el tabasqueño.

“Si salimos a la calle y preguntamos a la gente quiénes se sienten considerados en esta Cuarta Transformación, puede ser que encontremos a algunas mujeres y algunos jóvenes, pero una gran mayoría de mexicanos de clase media, empresarios, comerciantes y jóvenes univesitarios lo que van a decir es que no se sienten tomados en cuenta en esta Cuarta Transformación y ni siquiera saben qué implicaciones tiene.

“Nosotros lo que queremos es que la 4T se concrete, pero creemos que tiene que ser una transformación equilibrada, plural, incluyente y en la que no se sataniza a ningún actor social, sino en la que caben todos los sectores sociales”, dijo Fujiwara, quien formó parte de la campaña de López Obrador y ahora busca que las RSP sean un instrumento para concretar el proyecto del tabasqueño.

En entrevista con ejecentral, Fujiwara se dijo “orgulloso” del trabajo de López Obrador y elogió que el mandatario haya cumplido la promesa de echar abajo la reforma educativa aplicada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Sobre Elba Esther Gordillo, quien recuperó su libertad hace 16 meses y que es vista como la verdadera dirigente de las RSP, Fujiwara dijo que se encuentra “bastante contenta”, reconstruyendo sus relaciones con maestros de base.

“Es muy motivante darme cuenta cómo cada vez la figura de Elba Esther va tomando su justa dimensión, tanto en los medios de comunicación como en la sociedad y entre los mismos maestros, y cómo cada vez es más obvio que ella no era un impedimento para la educación, porque la educación no mejoró en los años en que ella estuvo recluida, sino más bien empeoró”.

Respecto al papel que jugará Gordillo en las RSP, Fujiwara dijo que la maestra fue un factor para que diversos liderazgos en el país se sumaran a las redes sociales, pero aclaró que ella no estará involucrada en la toma de decisiones. “Ella anda contenta con la gran oportunidad que se presenta en México de iniciar una transformación trascendental que pueda impactar en la eduación”. 

Compartir