Compartir

AFP

El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, informó que temen un “desenlace fatal” para el sacerdote José Miguel Machorro, quien fue atacado el lunes por un hombre en la Catedral Metropolitana.

En entrevista para Radio Fórmula, indicó que el día de ayer, tras sufrir un infarto se estabilizó un poco la condición del padre, pero la situación de su salud sigue siendo grave.

Precisó que por ahora la condición de Machorro es estable pero grave.

“Su estado de gravedad no disminuye, no aumenta desde el día de ayer. Después del infarto se estabilizó un poco pero la situación es grave. Pero sí se está temiendo mucho un desenlace que puede ser fatal”.

En el último reporte sobre el estado de salud del sacerdote se informó que presenta daño cerebral.

Valdemar reiteró que es insuficiente el dictamen de inimputabilidad de Juan René Silva Martínez, quien agredió al sacerdote y dijo que la personalidad este hombres es muy compleja por lo que no es posible que con un primer dictamen se deje de lado el acto.

“Ha actuado con mucho cálculo (el agresor), muy racionalmente en el sentido de saber qué hacer. Pues no nos parece que sea una persona totalmente desquiciada, que no supo lo que hizo”, agregó. DA

Compartir