Foto: AFP/Cuartoscuro

Compartir

Marco Antonio Aguilar

Aunque se negó en reiteradas ocasiones, hoy Donald Trump podría hacer que el presidente Andrés Manuel López Obrador realice una visita al extranjero.

El mandatario tabasqueño ha insistido en sus discursos que, para tener buena política exterior se debe tener una mejor política interior; tal declaración lo había mantenido firme en su decisión de no salir del país en su primer año de gobierno, a menos que fuera de suma importancia. La reunión con su homólogo estadounidense parecer serlo.

Y es que ayer en una entrevista, el Presidente de Estados Unidos dijo que López Obrador “le gusta” y que le gustaría reunirse con él. Por lo que el mandatario mexicano dijo que aceptaría, pero sería pasados los 90 días del acuerdo migratorio, para analizar los resultados.

“No es que yo gané, México también ganó con este acuerdo”, señaló el norteamericano, quien aseguró a la cadena Telemundo, que nuestro país no está haciendo el trabajo sucio de EU, sino una labor migratoria que beneficia a ambas naciones.

Con confianza, López Obrador aseguró en la conferencia matutina de este viernes, que no cree que el magnate utilice a México como parte de su estrategia de reelección porque están llevando una buena comunicación.

“Esta semana lo considero amigo (…) Han estado haciendo un trabajo excelente. Firmamos un acuerdo la semana pasada, colocaron 6 mil efectivos en su frontera sur, hasta ahora están haciendo un buen trabajo”, reconoció Trump en su entrevista.

En este sentido, el canciller Marcelo Ebrard enumeró los avances en los cinco puntos prioritarios para cumplir el acuerdo con el país vecino:

El despliegue de la Guardia Nacional ya se terminó, es decir, ya hay seis mil elementos vigilando la frontera sur; y se integraron 650 plazas al Instituto Nacional de Migración (INM), que necesitaba para ejercer su labor regulatoria, pues 500 había sido despedidos por actos de corrupción.

Además, dio a conocer que se han recibido 14 mil centroamericanos –por tres puntos de llegada- que esperan respuesta de asilo en Estados Unidos, esto en la frontera norte.

En el programa Sembrando Vida de la Secretaría de Bienestar, la apuesta se fue al doble. De las 200 mil hectáreas que se plantarían al principio, ahora serán 400 mil. Esto, dijeron, con el fin de generar más empleo para locales y migrantes que se queden en la región.

Mientras que López Obrador dejó claro que no asistirá al G20, que se realiza el 28 y 29 de junio en Osaka, Japón; el tabasqueño dejó la puerta abierta para reunirse con Trump “allá” (en Estados Unidos) o invitarlo a Palacio Nacional en México.

Compartir