Compartir

Redacción ejecentral

A medida que se acerca el premio Nobel de la Paz de 2018, es más fácil descartar nombres que adivinar quién ganará entre un total de 331 individuos y organizaciones propuestos para el prestigioso galardón.

Este año, el campo de posibilidades que enfrentan los cinco miembros del comité noruego encargado de otorgar el premio fue bastante amplio, con que se anunciará el viernes en Oslo. Y, como es habitual, a pesar del hecho de que la lista de candidatos es un secreto, las predicciones sobre quién podría ganar se están acelerando.

Con la suspensión del premio de Literatura de este año por primera vez en 70 años no se entregará por un escándalo de abuso sexual en la Academia Sueca, el de la Paz se ha convertido en el anuncio más esperado de este año.

Al observar las probabilidades en algunos de los sitios de apuestas en línea, podría pensar que el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, están entre los principales candidatos por sus esfuerzos de acercamiento entre las dos naciones.

«Por un lado, el avance intercoreano es lo más dramático en este campo en este año», dijo Dan Smith, director del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

«Por otro lado, me pregunto si sería prematuro dar el premio de esta manera este año», añadió. Aparte de todo lo demás, el historial de Kim en materia de derechos humanos difícilmente lo favorece.

«(Él) lo hizo bien, con el uso de la promoción de la paz de los Juegos Olímpicos (de invierno) en Pyeongchang», detalló Peter Wallensteen, un profesor sueco que se especializa en relaciones internacionales.

¿Pero qué hay de Trump? Ciertas figuras internacionales como el británico Boris Johnson, cuando era ministro de Relaciones Exteriores, e incluso el propio Moon, sugirieron que el mandatario estadunidense podría ganar el premio por sus iniciativas en la península de Corea.

Con 7-1, el presidente estadunidense Donald Trump es uno de los tres señalados por las casas de apuestas en línea Betsson, muy por delante de otras figuras mundiales como el francés Emmanuel Macron, la británica Theresa May y el ruso Vladimir Putin, todos con probabilidades de 75-1.

Tal premio sería «inapropiado», apuntó Smith, señalando una serie de decisiones de Trump que «son muy negativas en lo que concierne a la paz», en particular retirándose del Acuerdo de París sobre el clima y el acuerdo nuclear de Irán.

La reconciliación naciente entre Etiopía y Eritrea también ha alimentado la esperanza de que se pueda alcanzar una paz duradera entre los dos países vecinos después de 20 años de guerra.

Para Wallensteen, el premio de la paz podría ser para el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed. Pero él solo tomó el poder en abril y sus propuestas de paz se hicieron realidad este verano. Dada la falta de certeza y el alcance limitado del progreso en iniciativas potencialmente premiadas, algunos observadores están recurriendo a algunos contendientes a largo plazo. Con información de Notimex.

Compartir